Huesca acoge las IX Jornadas de Conservación y Restauración de Patrimonio

La Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón ha organizado para este lunes y el martes, las IX Jornadas Ténicas de Conservación y Resturación de Patrimonio, bajo el título “Aproximación, desde la conservación y restauración tradicional, al arte contemporáneo”. Se desarrollarán en el Centro Cultural Ibercaja Huesca. Las jornadas girarán en torno a la cuestión de cómo ha de prepararse el restaurador para asumir los retos, que el artista contemporáneo le propone.

Se cuenta con la asistencia de 130 participantes, la mayor parte de ellos profesionales del ámbito institucional, empresarial y docente de la restauración, que acudirán desde distintos puntos de España. Este año, las jornadas contarán con los conocimientos y experiencias de cuatro profesionales expertos en la conservación y restauración, el arte contemporáneo y los museos: Cristina Aransay (Museo Artium, de la Diputación Foral de Álava), Laura Fuster (Instituto de Restauración del Patrimonio, de la Universidad Politécnica de Valencia), Jorge García Gómez-Tejedor (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía) y Teresa Luesma (Diputación Provincial de Huesca y ex directora del CDAN).

Las jornadas van a aproximar a los participantes a la intervención de conservación y restauración sobre arte realizado con materiales contemporáneos en su doble vertiente teórica y práctica. Van dirigidas a estudiantes y profesionales que comparten la inquietud hacia el arte contemporáneo pero que sólo cuentan con el conocimiento y la experiencia de la intervención en obras realizadas con materiales, técnicas y planteamientos tradicionales.

Por vocación y trayectoria, en la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón han desarrollado una particular inclinación hacia planteamientos de mínima intervención, entendida ésta como el respeto, a través de su conocimiento, de los valores materiales, estéticos e históricos que la obra atesora. Desde esa misma actitud queremos acercarnos a las obras hechas con materiales contemporáneos. Los retos que ofrece la obra de arte contemporáneo pueden llegar a extralimitar la capacitación del restaurador de arte tradicional. De ahí el que la formación de los profesionales de la conservación haya de vertebrarse a través de un profundo conocimiento de los materiales con los que los artistas, de antaño y de hoy, han dado forma a sus obras. Dicha formación facultará al restaurador para comprender los mecanismos que inducen, a esos materiales, a alterarse al buscar el equilibrio con el medio ambiente que los acoge.

Partiendo de este enfoque, ¿podría cualquier restaurador afrontar el tratamiento del arte contemporáneo, aun cuando éste pueda ser depositario de realidades conceptuales que van más allá de su materialidad? A esta pregunta se intentará responder en el transcurso de las jornadas.

Comentarios