Los municipios monegrinos inmersos en el ciclo de los “santos llovedores”

Predicción meteorológica, cultura popular y creencias han ido ligadas tradicionalmente a la historia del Alto Aragón. Costumbres que en la actualidad se conservan entorno a romerías que suponen una cita obligada en el calendario de multitud de municipios. En la recta final de la primavera se está muy pendiente del campo y a lo largo de este mes de mayo sobre todo se venera a los que se denominan “santos llovedores”, para pedirles que la cosecha vaya bien, según José Antonio Adell, profesor y etnógrafo.

Huerto es uno de los municipios monegrinos que tiene un ciclo festivo muy apretado. Desde que sus vecinos celebraran en abril las fiestas patronales en honor a Santa Engracia, en el mes de mayo está muy arraigada la Romería de los Palos, que celebra cada 8 de mayo para recordar una batalla que se batió “a garrotazos” en los alrededores de la ermita de Santo Domingo de Guzmán.

Pablo Gracia, responsable de la Asociación Cultural “Altarriba”, señala que lo importante de este tipo de actividad es la convivencia entre vecinos, revivir las tradiciones y conservar su carácter propio y singular.

Este miércoles se celebra San Gregorio. Por un lado en Albero Bajo y Callén realizan la romería conjunta hasta la ermita Virgen de la Corona de Piracés. Por otro, Venta de Ballerías celebra sus fiestas menores y entre sus actos más tradicionales, se desplazan en romería hasta la ermita de Puymelero.

El día de romerías por excelencia en Los Monegros es San Isidro, el próximo 15 de mayo, que se celebra por todo lo alto en multitud de localidades. Es el caso de Sodeto, que será la primera en honrar a su patrón este fin de semana.

Para la capital monegrina serán las fiestas menores pero se celebran por todo lo alto con la tradicional romería hasta la ermita, la actuación de los Danzantes de Sariñena y tampoco faltará el concurso de carrozas.

Dada la situación de las arcas municipales del consistorio monegrino, los responsables decidían reducir el presupuesto destinado a esta festividad local para Sariñena, aunque según el primer edil, no por ello se tiene que reducir el nivel de estas fiestas que son tan entrañables para el medio rural.

Santa Quiteria, que se celebra el 22 de mayo, es la que cierra el ciclo y con ella se inicia la recogida de la cosecha. En la comarca de Los Monegros se celebra esta festividad en varios municipios: Tardienta, Sena, Frula y La Almolda.

Comentarios