Decisión firme, aunque no irrevocable, en la supresión de una vía en el Pío XII

La decisión de suprimir la segunda vía en el colegio Pío XII de Huesca es firme: no se pueden mantener aulas vacías. Eso sí, el director provincial de Educación se muestra dispuesto a hablar con el centro y asegura que “hasta que no acaba el proceso de escolarización no hay nada revocable”.

Según ha podido saber Radio Huesca Digital, este colegio rechazó mantener dos aulas de 1º de Educación Infantil con 14 alumnos cada una, algo que ahora reivindican.

En los colegios Santa Rosa y El Parque, ambos se quedan con una clase menos de 1º de Educación Infantil el próximo curso (siempre a expensas de lo que ocurra de aquí al fin del proceso de escolarización).

En cuanto a la recuperación de la vía suprimida inicialmente en el colegio Pirineos-Pyrénées, José María Cabello señala que no se quiso ofertar aulas por encima de las previsiones. La decisión de recuperarla se tomó para ajustar un proceso que tenía como único fin el de mantener la calidad educativa, y es que el Pedro J. Rubio había ofrecido utilizar su biblioteca como aula para los niños de 3 años que habían quedado fuera y la dirección provincial no lo cosideró ético.

La intención, apunta Cabello, “no es llenar los centros por llenarlos”, ya que significa perder espacios para hacer otro tipo de dinámicas, apoyos, refuerzos… pero una vez que los datos dicen que hay que ocupar el espacio, se ocupa.

Además, el director provincial de Educación asegura que en todo momento se ha querido mantener una línea de información clara con los directores que iban a sufrir la supresión de una vía. Él mismo comunicó a éstos la decisión momentos antes de comunicarlo a la Comisión de Garantías.

Comentarios