La finca experimental del CITA "La Garcipollera" presenta los resultados de su banco de germoplasma

vacas raza pirenaica vacuno

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) presentaba en Madrid los resultados previos del proyecto “Banco de germoplasma: conservación in situ de razas de ganado del Pirineo Aragonés”, desarrollado en la Finca Experimental del CITA La Garcipollera. El proyecto tiene como objetivo la conservación de los rebaños de las razas vacunas Parda de Montaña y Pirenaica, reconocidas como Razas Autóctonas de Fomento en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España, y de la raza ovina Churra Tensina, catalogada como Raza Autóctona en Peligro de Extinción.

Entre los proyectos destaca el mantenimiento de un banco en vivo que actualmente consta de 139 animales adultos de raza Parda de Montaña, 83 de raza Pirenaica y 258 de raza Churra Tensina, con los correspondientes animales de reposición. También la incorporación de genética externa al rebaño mediante la introducción de animales mejorados, procedentes de ganaderías particulares, sementales testados por las asociaciones, ejemplares de la Granja Foral de Górliz, D.F. (Bizkaia) y semen de toros probados. La mejora generada en la finca se ha difundido mediante venta directa en la propia explotación, en subastas locales, autonómicas y nacionales, así como proveyendo de novillas y sementales a los centros de recría.

Además de las actividades de difusión de las razas y fomento de la diversidad genética, existe una amplia colaboración técnica con las distintas Asociaciones de Criadores: ARAPARDA, ASAPI y ATURA. El CITA  participa con ellas en asambleas y jornadas técnicas, organización de visitas, colaboración como jurado en concursos de ganado, y apoyo en el fomento de marcas de calidad.

La finalidad de estos rebaños es el mantenimiento de animales de características raciales bien definidas, de orígenes geográficos diversos y en un óptimo estado sanitario que constituyen un Banco de Germoplasma de las distintas razas. Su control productivo y de genealogías y la inclusión en programas de mejora permite disponer de animales mejorados con los que mantener la pureza racial y la diversidad genética, difundiendo a la vez la mejora realizada mediante el estrecho contacto con las asociaciones de ganaderos correspondientes (ARAPARDA en el caso de la raza Parda de Montaña, ASAPI en la Pirenaica y ATURA en la Churra Tensina.

Además de estos aspectos, los rebaños proveen de animales a los proyectos de investigación desarrollados en la finca por diversos equipos pluridisciplinares, y permiten la generación de un amplio conocimiento científico sobre las razas y su respuesta ante distintas condiciones de manejo.

En este sentido, desde 2009 se han llevado a cabo en la Finca 26 proyectos de investigación de ámbito nacional e internacional, de los cuales se han obtenido 69 publicaciones en revistas científicas, 38 comunicaciones en congresos, 2 tesis doctorales ya defendidas y 4 más que se encuentran en curso. Paralelamente, las actividades realizadas en la finca La Garcipollera en relación con el mantenimiento de los rebaños se difunden tanto en foros científicos, técnicos y divulgativos, así como en las vistas realizadas a la finca por alumnos de distintas instituciones de enseñanza reglada, cursos técnicos, organizaciones profesionales, y público en general.

Comentarios