Movilizaciones en el IES Mor de Fuentes en defensa de la escuela pública en Monzón

Profesores y alumnos del IES Mor de Fuentes protagonizaban este miércoles una concentración en el patio de recreo en defensa de la escuela pública. Estas iniciativas eran promovidas por buena parte del personal docente y el alumnado del centro y serán desarrolladas durante todos los miércoles del presente curso académico.

Mediante estas acciones conjuntas la Plataforma en Defensa de la Educación y la Enseñanza públicas del IES José Mor de Fuentes de Monzón desea mostrar su más absoluta disconformidad con las medidas estructurales y económicas planteadas desde los gobiernos central y autonómico. Su aplicación en el próximo curso académico atenta contra los derechos de los alumnos y los profesores a impartir y recibir una enseñanza democrática digna, gratuita y de calidad.

Según la plataforma, ante una situación de crisis económica extrema como la que vivimos, la educación y la cultura constituyen los pilares básicos sobre los que construir el futuro de nuestros jóvenes y  sobre los que reorientar el devenir ético, moral y material de nuestra sociedad.  Son ellos los protagonistas principales de un mañana mejor, más justo y más humano. Elevar el número máximo legal de alumnos por aula entre un 10 y un 20 por ciento acarrea un empeoramiento drástico de la calidad de la educación en tanto afecta al ritmo y al modo de aprendizaje y a las condiciones pedagógicas de enseñanza. A ello hay que sumar el aumento de horas de docencia por profesor y la correspondiente reducción del número de docentes interinos. Las sustituciones del profesorado sólo serán tramitadas en caso de enfermedad de larga duración y  transcurridos diez días desde la autorización médica correspondiente. Esto supondrá que nuestro alumnado no disfrutará del derecho básico a recibir clase y permanecerá sin docencia durante varias semanas del curso.

En cuanto al futuro académico, verán mermadas las posibilidades reales de elección de materias optativas y de la modalidad formativa del bachillerato; pues  los centros sólo estarán obligados a ofertar una de las tres modalidades existentes en la actualidad. Para  poder cursar el itinerario deseado muchos de ellos deberán desplazarse a otras localidades colindantes o acomodar sus intereses a la modalidad ofrecida.  El coste de las matrículas en la universidad pública aumentará un 66 por ciento con la siguiente discriminación social y económica que esto implica.

Por los motivos expuestos, apelamos al sentido común y a los derechos democráticos y civiles requeridos para el correcto funcionamiento de cualquier sociedad moderna e igualitaria e invitamos a que las autoridades pertinentes abran nuevos cauces de diálogo con los que salvar a la escuela pública de la pobreza y de la ruina humana y cultural.

Comentarios