Optimismo moderado de los trabajadores de Luna tras la vista oral

Trabajadores Luna Juzgados

Casi cinco horas duraba la vista oral celebrada, este jueves, en el Juzgado de lo Mercantil de Huesca en la que comparecían representantes de los trabajadores de Luna Equipos Industriales y de la empresa. En ella se aportaba la documentación que probaría la posible vinculación de la factoría a la maraña empresarial formada por Gruyma y Campo Redondo, y que el juez que lleva el caso deberá estudiar ahora detenidamente.   Uno de los cuatro abogados que representa al comité de empresa, Íñigo Gutiérrez, se mostraba “relativamente optimista” tras el informe presentado en el que se prueba que, ya en los años 60, Manuel Luna creó una “estructura ficticia” en la que se produjo un desvío de beneficios y la cesión de precios a favor de Gruyma.    En este caso, el triángulo empresarial estaba formado por Campo Redondo, que detentaba los inmuebles, Luna Equipos Industriales que se encargaba de la fabricación, y una tercera empresa que se ocupaba de la venta a terceros, Gruyma.   Gutiérrez lamentaba que la empresa sólo ha hecho que poner trabas durante todo el proceso que, una vez más, no volvía a presentar parte de la documentación requerida o lo hacía de forma incompleta, lo que pone en duda su transparencia, denunciaba Gutiérrez.    Ahora el juez deberá valorar y analizar que este tipo de actuaciones empresariales puedan operar en el mercado “en perjuicio de acreedores, de la Tesorería de la Seguridad Social, ahora de los trabajadores y del Fondo de Garantías”. Y si, en estos casos, el despido colectivo es válido, cuando se trata de la creación de un grupo empresarial.   Un caso que el abogado asegura es importante, no sólo para los trabajadores de Luna, sino porque marcará el futuro de este tipo de despidos en Aragón.

Comentarios