Nueva VISA Dual de Ibercaja

VISA DUAL

Ibercaja ha comenzado a comercializar la nueva tarjeta Visa Dual, cuya principal ventaja es que ofrece la opción de aplazar el pago de cada compra a tres, seis, nueve o doce meses en el mismo establecimiento donde se realiza la adquisición y pago del producto o servicio.

La nueva tarjeta va especialmente dirigida a los clientes que realizan la mayoría de pagos de forma diferida al final de cada mes, pero en un momento dado prefieren fraccionar el abono de una compra. Eso da la oportunidad de aplazar en cuotas el importe de un viaje, un electrodoméstico, una prenda de moda, las reparaciones del hogar, adquisición de material escolar, un evento familiar, o cualquier otro bien o servicio.

Es una innovación desarrollada por Visa con Ibercaja, a partir de las posibilidades técnicas del chip EMV que llevan las tarjetas: las tarjetas de Ibercaja pueden convertir en 3, 6, 9 o 12 cuotas los pagos en todos los terminales del mundo con tecnología EMV. Todo ello, en el acto, sin intervención del comerciante y sin llamadas telefónicas o trámites burocráticos. Sólo hay que elegir la opción que da el terminal en el momento de la compra.

Ibercaja ha añadido otra ventaja diferencial de la Visa Dual: el aplazamiento tiene un coste transparente porque es fijo para cada plazo, independientemente del importe. El titular siempre sabe cuánto pagará por aplazar, sea cual sea el valor de la compra, ya que se trata de un coste por los gastos de gestión del aplazamiento.

La operación se formaliza al introducir la tarjeta en una terminal EMV, seleccionar la opción de pago (a fin de mes o semanal, a 3, a 6, a 9, o a doce meses) y validar. La aceptación de la operación ratifica de inmediato la formalización de la opción elegida.

Comentarios