Creación de una nueva medida agroambiental para la convivencia de ganadería y osos

Instituciones y particulares se reunían en Castejón de Sos para analizar la problemática de la presencia del oso en el Pirineo aragonés. En ella, políticos, técnicos, sindicatos y ganaderos ponían sobre la mesa la situación actual que se vive en la zona y se proponían soluciones que pasan por conseguir una simbiosis entre la ganadería extensiva y el oso, algo por lo que se apuesta desde el Gobierno de Aragón pero que no agrada a quienes viven en el territorio. Todo pasa por crear una nueva medida agroambiental.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Una veintena de personas acudían a esta cita, entre ellos, Pablo Munilla, Director General del Medio Natural del GA, Ángel Samper, secretario general de ASAJA en Huesca, Agentes de Protección de la Naturaleza, ganaderos, presidentes de las ADS de la zona, miembros de la patrulla del oso y representantes comarcales, todos ellos, implicados y protagonistas en este problema.

Munilla explicaba que la única solución es la convivencia entre la ganadería y los plantígrados dado que, desde el GA, están obligados a proteger esta especie al pertenecer a la Red Natura pero también a fomentar la ganadería extensiva. Por ello, explicaba, deben apoyar, en especial, a quienes realmente tienen problemas, en este caso, destacaba, el sector ovino.

Para ello, afirmaba, también se accederá a la petición de los ganaderos en los aspectos relacionados con los accesos a pastos, como ya se contempla en la reforma de la Ley de Montes, y, añadía, se luchará, conjuntamente, en la prevención de posibles ataques, algo que ya se viene haciendo pero en lo que se profundizará con la ayuda de los ganaderos.

Los primeros pasos a seguir serán diseñar esta medida agroambiental, pagar las deudas pendientes que se tienen y realizar un seguimiento, junto a los ganaderos, sobre esta problemática.

Por su parte, Ángel Samper, afirmaba que el hecho de sentarse todos juntos ya era un buen inicio pero que, desde ASAJA, siguen creyendo que la convivencia es imposible dado que el oso se ha creado un escenario artificial y es una amenaza para los ganaderos y lo explica, incidiendo, en que es un problema real, recordado que el ganadero es y ha sido siempre un garante de la biodiversidad.

Ve cómo va a haber oso “sí o sí” y por ello pide una negociación para que los daños sean contemplados. De ahí la creación de esta medida agroambiental en la que junto a este tema, aparecerán otros como la ordenación forestal. Además pide que toda acción vaya dirigida a medidas concretas y no generalistas.

Comentarios