CGT denuncia que unos 1.500 profesores se verán afectados en Aragón por los recortes

La Federación Aragonesa de Sindicatos de Enseñanza de CGT critica los continuos recortes que se están llevando a cabo en este sector. El Plan económico-financiero de reequilibrio 2012-2014 de Aragón refleja que las medidas aplicadas, sólo en el capítulo destinado a gastos de personal, supondrá un ahorro de más de 16 millones de euros para este año en el ámbito educativo. Anteriormente, denuncia CGT, ya se tomaron dos medidas de recorte que, unidas a ésta, podrían afectar a unos 1.500 profesores.

Se trata de medidas de racionalización de gasto educativo, adoptadas en aplicación del Real Decreto-Ley 14/2012, de 20 de abril. Un nuevo recorte que se traduce, según señalan desde este sindicato, en el aumento de ratios un 20%, que supondrá el ahorro de 800.000 euros. Una medida que consideran “es un grave ataque a la calidad de enseñanza y a las condiciones de trabajo del profesorado”.

El aumento de horas lectivas: 25 en Educación Infantil y Primaria y 21 horas en Secundaria, supondrá un recorte de 7,5 millones y la no contratación de unos seiscientos profesores interinos. La eliminación de la reducción horaria retribuida a mayores de 55 años (un millón de euros); la modificación de criterios en la fijación del número de unidades en centros incompletos y del número de cupos por línea. Esto supondrá un ahorro de casi 400 cupos en Primaria (4,6 millones de euros).

El cambio en el sistema de formación del profesorado (sustitución de los Centros Profesores y Recursos por los CIFE) afecta a 40 asesores en formación. El ahorro será mayor debido a otros gastos en personal auxiliar y de servicios y mantenimiento de edificios, cuya cantidad asciende al medio millón de euros.

El resto de medidas implica un ahorro de casi dos millones de euros: intensificación del control del gasto en sustituciones, refuerzos y nombramientos de interinos; y la reorganización de servicios y eliminación de duplicidades.

El sindicato considera que todas estas medidas de recorte supondrán la masificación en bastantes centros, en todas sus etapas; la eliminación de servicios y programas educativos y un grave deterioro en las condiciones de trabajo del profesorado y pérdida en la atención del alumnado y de la calidad educativa. “Son graves ataques al alumnado y sus familias y al profesorado”, añaden.

Así mismo, acusan al departamento de Educación y la consejera Dolores Serrat de “tratar de engañar y confundir a la comunidad educativa y a la opinión pública, además de actuar de espaldas a los sindicatos de enseñanza y su mesa sectorial”. Por ello exigen que se den a conocer todas las medidas que se van aplicar y que se traten en la Mesa Sectorial de la Enseñanza Pública.

Comentarios