La Asociación Virgen de la Alegría sigue luchando por captar nuevos colaboradores

Tras la última Asamblea General de la Asociación Virgen de la Alegría de Monzón, su presidente, José Antonio Heras, aseguraba que salió de la misma con un sabor agridulce, ya que aunque se mostraban muy optimistas, no logran captar nuevas personas que contribuyan en la gestión de la Ermita.

Audio sin título
Audio sin título

Heras hacía hincapié en destacar que no pretenden que esos voluntarios se sumen directamente a la junta de la Asociación con un puesto de relevancia, sino simplemente, “que vayan como invitados preferentes para tomar el pulso de todo lo que hacen en la Ermita”. En definitiva, que vayan y vean las actuaciones que realizan, sin ningún tipo de compromiso.

Asimismo, en la Asamblea se detallaba el capítulo económico, al objeto de que los socios conozcan donde va destinado el dinero que aportan con sus cuotas. Según indicaba Heras, los ingresos de la asociación ascienden a 16.900€ al año, mientras que los gastos rondan los 17.500€, con lo que afirmaba que la situación económica está saneada.

El presidente de la Asociación también destacaba algunos de los gastos más importantes afrontados en el último año, como la compra de unos sillares para reforzar los muros de contención de la Ermita (1.700€), el pintado de una parte de la misma (1.900€), o el sistema automatizado del riego (1.200€). Los trabajos en la plaza del templo, el cambio de las losas o los souvenirs son otras de las inversiones que se han realizado.

En cuanto a los ingresos, proceden del cepillo, el servicio de bodas, venta de recuerdos o la lotería, además de las aportaciones de socios y cantidades voluntarias de la gente. Heras manifestaba su agradecimiento con todos estos donativos, ya que hacen posible que la Asociación pueda subsistir. Su única queja, y por la que afirma que van a seguir luchando desde la junta, es por la necesidad de captar nuevos colaboradores.

Comentarios