Sonora pitada a la Consejera de Educación

Una treintena de miembros de la plataforma en defensa de la escuela pública de Huesca recibían con pitos, cacerolas y gritos a la consejera de Educación, Dolores Serrat, a su entrada a la reunión que mantenía, en la tarde de este lunes, con las asociaciones de padres y madres de la provincia. Forma parte de la ronda de reuniones que realizaba la consejera para explicar las últimas decisiones de su departamento y eliminar las incertidumbres, que en su opinión están injustificadas. La consejera cree que se están manipulando los mensajes y niega que en Aragón peligre la educación pública.

Audio sin título

A la reunión de este lunes por la tarde estaban invitados dos representantes de cada una de las asociaciones de madres y padres de la provincia y asistían unas 80 personas. La intención de la consejera era explicar de primera mano que el recorte presupuestario no tiene por qué suponer una merma en la calidad y que la escuela pública no está en peligro.

Negaba que las tasas del comedor vayan a desaparecer y asegura que van a ser las mismas que en años anteriores. Sí reconoce que ya no existe una ayuda lineal que consideran injustificada, pero que a cambio se va a duplicar el número de becas de comedor.

La responsable de Educación ha reiterado que la ratio se mantendrá en 25 alumnos en Infantil y Primaria y en 30 en Secundaria, sin aplicar el incremento del 20% que permite el Gobierno central. Además los profesores seguirán trabajando 37,5 horas a la semana y sólo los de Secundaria deberán destinar de esas 37,5 horas una más a dar clase.

En cuanto a las críticas por la partida de 960.000 euros para la compra de material informático en colegios concertados contesta con otro dato. Dice que el resto de presupuesto para escuela 2.0. que queda hasta los 10 millones de euros son para la escuela pública.

La plataforma en defensa de la escuela pública no confía en estas palabras y acudía a la entrada de la reunión para abuchear a la consejera y repartir a los padres un folleto con los recortes que, consideran, peligran en la escuela pública aragonesa. Hablan de cierre de unidades, suspensión de programas, impago de servicios, aumento de ratios, no cobertura de bajas, aumento del coste de actividades y de las tasas universitarias. Este mismo folleto lo ha recogido la consejera a su entrada a la reunión.

Comentarios