Vuelta a los entrenamientos y ofrenda en la SD Huesca

El equipo regresa a los entrenamientos este miércoles para afrontar las últimas sesiones de la temporada. Con todo decidido, el objetivo es poner un buen colofón ante la afición a esta campaña que arrancó con mucho sufrimiento y que ha tenido un final feliz. Último partido en casa con el Hércules que está obligado a ganar si quiere disputar la fase de ascenso a 1ª División.

Será un partido interesante por lo que hay en juego para los visitantes, pero hay que contar que el Huesca quiere conseguir la última victoria ante los aficionados y celebrar que se ha cumplido el objetivo en un año que ha sido muy complicado.

Desde Alicante se anuncia una masiva presencia de aficionados alicantinos por lo que el Huesca está ya preparando el choque contando con una gran entrada puesto que también se confía en la respuesta de los seguidores locales en este último partido.

Como sucedió ante el Deportivo y ante la trascendencia de los puntos para el Hércules es lógico pensar que Quique Hernández mantendrá la misma filosofía de seguir utilizando a los jugadores habituales en esta segunda parte de la competición. Volverán Vázquez y Camacho tras cumplir sanción y en principio no hay bajas reseñables.

Por otro lado, tras el entrenamiento de este miércoles, el equipo se trasladará, junto con el Consejo de Administración y técnicos a la Basílica de San Lorenzo, para realizar la tradicional ofrenda al Patrón. Al igual que se lleva a cabo al comienzo de la temporada, se agradece ahora el amparo de San Lorenzo durante un año difícil y en el que se ha conseguido la permanencia. Posteriormente se celebrará una comida.

Comentarios