“Aragón cumple al 96% la ley antitabaco”

Este jueves, 31 de mayo, se celebra el Día Mundial sin Tabaco. La Asociación Española Contra el Cáncer en Huesca organiza una charla en Graus. Además, las farmacias de la provincia apoyan este día cambiando cigarrillos por piruletas.

Tras casi un año y medio de la entrada en vigor la llamada Ley Antitabaco las inspecciones de la Administración Sanitaria se saldan con 49 sanciones a establecimientos por no cumplir la Ley. Son datos que aportaba el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Sancho, la semana pasada. Explicaba que el cumplimiento de la llamada Ley Antitabaco en Aragón es casi total y que desde enero de 2011 se han realizado 15.110 inspecciones, de las cuales el 95,55% han sido negativas.

Por su parte, la Sociedad Española de Medicina de Familia ha realizado 4.042 encuestas, 767 de ellas en Aragón. De allí se desprende que en nuestra Comunidad el 44% de los fumadores y el 68 % de los no fumadores verían mal que se pudiera fumar de nuevo en la hostelería.

En Monzón el próximo lunes se instala una mesa informativa en el Centro de Salud y en Huesca, este viernes, se informará en la calle sobre los beneficios de dejar el tabaco.

LOS JÓVENES NO PIDEN AYUDA PARA DEJAR DE FUMAR

Desde la asociación Española Contra el Cáncer se trabaja, en especial, en la prevención, incidiendo en los jóvenes de entre 18 y 25 años, de ahí el nombre de la campaña “Rompe con el tabaco”, algo que según Carmen María Rodrigo, psicóloga de la asociación, es complicado, dado que los más jóvenes no son conscientes de los riesgos que el fumar conlleva y no suelen pedir ayuda para dejarlo. De hecho, no suele ser hasta los 35, edad en la que el tabaco empieza a “pasar factura” cuando la gente empieza a tomar esta decisión. En la actualidad, la media de edad de quienes se plantean dejar de fumar está en los 44 años.

Rodrigo insiste en que su principal labor es trabajar en la prevención, cabe destacar que la media de edad de quienes empiezan a fumar está en los 14 años, ya que no se puede obligar a nadie a dejar de fumar, “eso es algo muy personal” explica, aunque ellos intentan aportar siempre su granito de arena.

Comentarios