La Asociación de Ganaderos Alta Ribagorza, galardón Félix de Azara

La Diputación Provincial de Huesca ha propuesto a la Asociación de Ganaderos de la Alta Ribagorza, que agrupa a ganaderos de Montanuy, Laspáules, Bonansa y Bisaurri, para el XV Galardón Félix de Azara por su contribución al medio ambiente, desde una actividad cotidiana y de baja rentabilidad económica, pero de gran importancia en la gestión sostenible

Audio sin título
Audio sin título

y respetuosa de los recursos naturales. La propuesta se estudiará en la próxima Comisión de Promoción, Desarrollo y Medio Ambiente y se elevará al Pleno de la Diputación, para su aprobación.

La Institución provincial, ha tenido en cuenta el papel clave que jugaron, estos ganaderos, para impedir el avance de las llamas en incendio del valle de Castanesa el pasado mes de marzo.

Francisco Grau, presidente de la Asociación de Ganaderos de la Alta Ribagorza, recibía la noticia como un reconocimiento a una actividad muy importante en el territorio, que, en ocasiones, parece no tenerse en cuenta.

La propuesta, del equipo de gobierno de la DPH, en referencia al incendio del valle de Castanesa, recuerda que “habrían desaparecido muchos pueblos pasto de las llamas si no hubiera sido por el comportamiento cívico responsable, espontáneo y eficaz de los pocos residentes que quedan en ese territorio en su inmensa mayoría dedicados a la ganadería de montaña”, que con sus medios propios - tractores y cubas de agua- lucharon contra las llamas.

A ellos se sumaron cuerpos de bomberos, de agentes de protección de la naturaleza, de la Unidad Militar de Emergencia y del Seprona de la Guardia Civil, entre otros, a quienes hay que reconocer su indispensable contribución para sofocar este incendio que arrasó casi 2.000 hectáreas.

Grau indicaba que fue fundamental la presencia de la ganadería en la zona para evitar un mayor desastre.

La Asociación de Ganaderos Alta Ribagorza surgió en 1984. Agrupa a unos 170 ganaderos, de vacuno y ovino, de municipios como Montanuy, Laspaúles o Bonansa.

A pesar del desastre natural y de la cara factura que el incendio ha causado en el paisaje, la propuesta del Galardón resalta otros dos aspectos que desde el punto de vista medioambiental se pusieron de manifiesto. Por un lado, la función de la Asociación de Ganaderos del Alto Ribagorza para mantener la población en los pueblos de los valles de montaña, al igual que lo es la actividad ganadera de montaña para preservar la riqueza paisajística, natural y medioambiental del territorio altoragonés.

A este respecto, se alude al cultivo de los prados y del territorio “como el mejor y más eficaz cortafuegos” para la protección de los enclaves urbanos, así como para evitar que estos alcancen magnitudes desproporcionadas difíciles de controlar por los medios especializados cuando estos llegan al territorio.

La Diputación Provincial de Huesca considera necesario resaltar el compromiso del sector ganadero con el territorio, “por cuanto ven en él medio natural en el que desarrollan su actividad económica y que conocen mejor que nadie sus aspectos más agradables y también sus peligros”, además de añadir que se debería aprovechar mejor y tener más en cuenta como sociedad, este conocimiento resultado de su trabajo y su interacción permanente con el medio, “para diseñar y aplicar políticas efectivas para la protección y valorización de nuestro patrimonio común que es nuestro Pirineo”.

Comentarios