Aragón liderará la nueva entidad Ibercaja-Caja 3-Liberbank

Amado Franco presidente de Ibercaja

Amado Franco, presidente de Ibercaja y máximo responsable de la futura entidad Ibercaja-Caja 3-Liberbank, lamenta la política del actual Gobierno de España, según la cual están pagando justos por pecadores. Dice que el problema de Bankia no debería haber ni nacido, fruto de una política de tamaño pero sin criterios profesionales; culpabiliza al Banco de España.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Amado Franco defiende que a Ibercaja le hubiera gustado seguir en solitario pero se ha observado que, para afrontar el futuro con seguridad, es necesario entrar en esta operación de fusión, siempre con criterios profesionales.

Respecto a que la sede esté en Madrid, Amado Franco apunta que hubiera sido una utopía pensar en otra cosa (teniendo en cuenta que son ocho cajas y seis autonomías). Añade que lo importante es quién toma las decisiones, y en este caso el liderazgo aragonés es claro.

El presidente de Ibercaja habla de descentralización, es decir, que habrá personas distribuidas por el territorio y, además, el pago de impuestos también estará distribuido. Los ajustes de plantilla y oficinas en Aragón serán similares al proceso que se iba a seguir con la fusión Ibercaja-Caja 3.

El futuro presidente de Ibercaja-Caja 3-Liberbank reconoce que se ha trabajo bien con los distintos Gobiernos de Aragón; sin embargo, lamenta la política aplicada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Dice que se está penalizando a las buenas entidades frente a las malas.

Y habla del Banco de España. Dice que tiene mucha culpa de lo que ha ocurrido, ya que no se debería haber permitido generar un problema como el de Bankia. Amado Franco dice que el tamaño debe ser siempre compatible con los criterios profesionales.

Amado Franco participará este martes, a partir de las 9:00 horas, en el programa Hoy por Hoy, con Carlos Francino.

Comentarios