La DGA se decantaría por un nuevo vaso en el vertedero de Barbastro para los residuos industriales no peligrosos

La Directora General de Calidad Ambiental, Pilar Molinero, recibía a representantes de las asociaciones de empresarios de Barbastro, Cinca Medio y La Litera para informarles de la gestión de los residuos industriales no peligrosos y la falta de instalaciones en la zona oriental. La actuación más rápida sería habilitar un nuevo vaso para este uso en el vertedero intercomarcal de Barbastro.

La preocupación de los empresarios de la zona oriental es, que ante el retraso de la construcción del vertedero intercomarcal para residuos industriales no peligrosos en Monzón, previsto para 2009, sus costes se aumentan y les resta competitividad, ya que tienen que llevarlos a Zaragoza.

Desde la Dirección General se les planteaba que las instalaciones en Monzón deben esperar a la redacción de nuevas bases, que se ajusten a los cambios en la normativa medioambiental.

El Gobierno de Aragón tiene la intención de sacar adelante la planta de transferencia, ya que quedaba desierto el concurso para la construcción del vertedero prevista en el plan GIRA. La idea es que la administración, únicamente, regulará las tasas de los usuarios, mientras que la empresa construirá y gestionará la planta de transferencia y el vertedero de residuos industriales no peligrosos durante 25 años.

Tras varias reuniones con municipios y comarcas afectadas, la planta se podría ubicar en unos terrenos cercanos a Monzón.

Esta infraestructura posibilitaría reducir costes a los empresarios de las comarcas de la Litera, Bajo Cinca, Somontano, Cinca Medio, Ribagorza, Sobrarbe y Bajo Aragón - Caspe que, en estos momentos, deben desplazarse hasta Zaragoza para verter este tipo de residuos.

De hecho, en verano de 2006 llegaron a adjudicarlo de forma provisional, pero la empresa fue descartada, ya que los terrenos no eran los adecuados.

Comentarios