Oliván reitera la necesidad de ahorrar en sanidad

El consejero de Sanidad, Bienestar social y Dependencia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, reitera la necesidad de poner en marcha las medidas adoptadas por el Gobierno de España para ahorrar en el sistema sanitario. Asegura que el actual sistema está era "inviable “ y estaba “fuera de control”, con una deuda de 450 millones sólo en Aragón. Además, Oliván insiste en que ningún ciudadano se va a quedar sin asistencia sanitaria básica, aludiendo a la atención de urgencia a la que los inmigrantes seguirán teniendo derecho.

El Consejo de Sanidad de Aragón se reunía esta martes para comentar y escuchar por parte del consejero, Ricardo Oliván, las medidas adoptadas por el Gobierno de España para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. En su opinión el sistema garantiza que todos los colectivos de la sociedad tienen derecho a la atención sanitaria urgente y programada, algo que, dice, no existía en la actualidad. La nueva normativa asegura la asistencia sanitaria a los extranjeros irregulares en casos de urgencia, ya sea por enfermedad o por accidente, hasta la situación de alta médica. Y lo mismo ocurre en los casos de embarazo, parto y postparto. Los extranjeros menores de 18 años serán asistidos en todos los casos y en las mismas condiciones que los españoles.

TURISMO SANITARIO

Lo que el gobierno pretende es poner orden en aquellas situaciones que se habían convertido en abusivas para nuestro Sistema Nacional de Salud y que habían sido denunciadas por el Tribunal de Cuentas.  Por ejemplo, el turismo sanitario: España ha dejado de facturar a otros países la asistencia médica y de farmacia a 700.000 ciudadanos (casi 1.000 millones de euros). Con esta reforma, añade el consejero, hacemos lo que se hace en el resto de países, facturar la asistencia a través de su tarjeta sanitaria europea, seguros de viaje, convenios bilaterales, etc. Asegura que lo que hacíamos hasta ahora no sucedía en ningún país del mundo.

En cuanto al copago farmaceútico, asegura que tendrá un efecto recaudatorio "insignificante". El objetivo es disuasorio puesto que está orientado a evitar el uso excesivo e indiscriminado de medicamentos.

Comentarios