Isabel Camblor destaca que el premio de novela corta de Barbastro tiene un gran prestigio

Isabel Camblor

Así lo ha afirmado la ganadora del premio internacional de novela corta “Ciudad de Barbastro”, Isabel Camblor, con la obra “memoria de la inocente niña homicida”. La escritora madrileña ha mostrado su satisfacción por conseguir ganar este prestigioso premio porque las novelas finalistas tenían un alto nivel.

Audio sin título

Isabel Camblor ha explicado que su novela es “una historia de sentimientos, de fragilidad y de encuentros y desencuentros con la realidad. Es una historia arriesgada donde se conjugan la ingenuidad y el idealismo pero todo con una realidad como perversa”.

Isabel Camblor ha destacado que esta novela la escribió en su momento con mucho cariño y que ganar el certamen le ha producido una satisfacción muy grande. La escritora ha señalado que presentó esta novela a una editorial importante quien le comunicó que era buena pero que no podía publicarla hasta el 2014, entonces decidió presentarla al premio barbastrense.

El presidente del jurado del Premio de Novela “Ciudad de Barbastro”, Fernando Marías, ha explicado que se trata de un original libro en el que se narra la inocencia de una niña que, a causa de una enfermedad mental, comienza a cometer crímenes sin perder por ello su inocencia. Además, ha alabado la buena salud de la que gozan estos premios y su reconocimiento nacional.

La escritora madrileña, Isabel Camblor es licenciada en Filosofía y Letras y diplomada es Psicología. Ha colaborado con prensa y crítica literaria y ha publicado relatos y artículos en diversos medios desde 1998. Su primera novela, "Perdona el desorden" fue reconocida por el jurado del premio "Joven y Brillante", con "Mistela con Aristóteles" (Algaida, 2002), resultó finalista del IV premio Río Manzanares. Su tercera novela, "Maldita Cenicienta" (Algaida, 2005), ha sido traducida al alemán, el francés y el rumano. Su última novela, "Dios es una dama con moño", fue publicada en 2008 por la editorial Planeta.

Comentarios