La solicitud de ayuda a Europa no afectará a las entidades aragonesas según Francisco Bono

francisco bono gobierno de aragón cortes

La intención del Gobierno de España de solicitar ayuda europea no afectará a Aragón ni a las cajas de la comunidad. Así lo señalaba el consejero de Economía y Hacienda, Francisco Bono, en la visita que hacía este sábado a las Jornadas del Queso de Biescas. Aseguraba Bono que las entidades financieras aragonesas están saneadas y que, gracias a ello, esta petición de ayuda económica a Europa no va a suponer ningún problema para ellas puesto que no lo van a necesitar.

Audio sin título
Audio sin título

Según Bono, esta ayuda "va a sanear definitivamente el sector" y va a contribuír a la transparencia. Ambos aspectos necesarios ya que, recordaba, los acreedores de los mercados necesitan conocer "la realidad fiel de cómo está este mercado".

Aseguraba además el consejero que el préstamo que reciba España de Europa "elimintará tensiones en los mercados, en las primas de riesgo y en las bolsas". Eso sí, "no mañana, pero en un plazo razonable".

Tras esta petición del ejecutivo central, el Eurogrupo ha ofrecido a España hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar la banca del país. "Un préstamo en condiciones muy favorables" según palabras del propio ministro de Economía Luis de Guindos, que no tiene "condiciones macroeconómicas", sino solo para el sector financiero, y en concreto, para aquellos bancos que necesiten ayuda.

Desde el primer momento, el Gobierno ha insistido en que no se trata de un rescate, sino de "apoyo financiero" que irá directamente al fondo español de rescate bancario y, desde allí, se inyectará el dinero necesario a las entidades financieras que lo requieran.

En este sentido, el ministro de Guindos apuntaba que el problema de liquidez afecta solo al 30% del sistema bancario español.

Se trata pues de "un préstamo en condiciones muy favorables" que se solicita " para tener unas entidades financieras más solventes, en disposición de dar crédito".

También se ha querido remarcar que con esta petición "no estamos haciendo un favor a nadie", y que "las condiciones se van a imponer a los bancos, no al Estado español".

Comentarios