La Feria de la Cereza de Bolea mantiene las ventas pese a la crisis

LUISA FERNANDA RUDI BOLEA

Bolea sigue cosechando éxitos con su Feria de la Cereza. En esta edición tan supersticiosa, la 13ª, la cita contaba de nuevo con el apoyo de vecinos y visitantes, que se acercaban a la localidad a pasar disfrutar del día y comprar este jugoso fruto. A falta de un balance más concreto, la cifra de los 10.000 kilos vendidos no quedaría muy lejos de la realidad.

Una feria que se consolida tras trece ediciones y que, tal y como destacaban la alcaldesa del municipio, Carmen Gutiérrez, y el presidente de la Comarca de la Hoya, Fernando Lafuente, supone un importante impulso para la localidad, una gran inyección económica que, a buen seguro, irá creciendo durante los próximos años.

Lafuente recordaba que, en estos momentos de dificultad, es precisamente el sector primario el que está ayudando a que la situación no sea tan complicada en las zonas rurales, de ahí el apoyo que la Comarca de La Hoya ofrece a eventos como este.

En la inauguración de esta feria participaba también la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, quien reiteraba el compromiso del ejecutivo autónomo con el mundo rural y la agroindustria, algo, decía, por lo que van a seguir luchando "con el apoyo de todos".

Una exquisita selección del fruto y las condiciones de la tierra hacen que, esta cereza, sea especialmente de alta calidad en Bolea, de ahí que prácticamente todos los vecinos de la localidad cuenten con cerezos para consumo propio o para una mayor producción dedicada a la venta..

Las condiciones de la tierra de secano, el clima y el hecho de ser pequeños cultivos, en total no se superan las 70 hectáreas, son los elementos que logran que la cereza de Bolea sea especialmente de buena calidad y más dulce.

Comentarios