Teresa López será nombrada “Persona Amiga de la Infancia en Desarrollo”

La Comisión Informativa de Relaciones Institucionales y Cooperación del ayuntamiento de Huesca ha acordado, por unanimidad, proponer la concesión de un nuevo reconocimiento, que otorgaría la ciudad, denominado “Persona Amiga de la Infancia en Desarrollo” a Teresa López Aznárez. El reconocimiento se lleva a cabo por los programas que lleva a cabo en la localidad de Mekanissa (Etiopía) a favor de los niños. Este reconocimiento lleva aparejado un convenio con el ayuntamiento, por el que durante dos años el concejo dará una ayuda de 3.000 euros anuales a la Asociación Entarachén-Vols.

Teresa López es una joven periodista oscense que, desde hace siete años trabaja como voluntaria de la ONG Entarachen Vols, en el Centro Juvenil Don Bosco de Mekanissa. Allí es subdirectora y coordinadora administrativa del proyecto. La presencia de Teresa en Etiopía se ha reflejado en Huesca en la campaña Luces por Etiopía, una iniciativa solidaria que la ONG desarrolla anualmente en torno a las fiestas navideñas. La campaña ha conseguido involucrar a distintos colectivos de la sociedad altoaragonesa, unidos en torno a un mismo objetivo.

Los méritos que destaca el ayuntamiento, para la concesión de este reconocimiento son que su trabajo, realizado de forma completamente voluntaria, promueve un modelo de voluntariado basado en la profesionalidad, la dedicación, la sencillez, la profundidad y la esperanza. Su testimonio promueve valores de igualdad y superación. Además, su testimonio como mujer joven voluntaria promueve los valores para los que fue creada esta convocatoria.

El proyecto, del que se han beneficiado entre 2011 y 2012, un total de 487 niños (254 chicos y 233 chicas) intenta evitar que los niños y niñas pertenecientes a familias vulnerables de la zona de Mekanissa se conviertan en niños de la calle. Además, les ofrece un ambiente seguro en el que educarse, jugar y trabajar en pos de una vida adulta autónoma y fructífera para la sociedad que les rodea; ayuda a las familias a criar mejor a sus hijos, a quererlos más eficazmente y ofrecerles un futuro digno y sostenible, y acompaña a estos niños y niñas en su proceso de crecimiento, atendiendo a su complejidad como personas, específicamente en las áreas de salud, educación, recreación, espiritualidad y preparación para la vida adulta.

Comentarios