La gestión del servicio de bomberos en Huesca podría pasar a ser provincial

Curso, Protección Civil, Bomberos, oct 09

El consejero de política territorial, Antonio Suárez, y el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, mantenían una reunión este lunes para analizar el anteproyecto de ley de prevención y extinción de incendios. Un texto que se encuentra en periodo de recibir modificaciones y en el que la Diputación Provincial quiere añadir algún matiz que hará presentando las alegaciones oportunas. Hasta que llegue esa ley, el Gobierno de Aragón quiere que en la provincia haya colaboración entre las tres instituciones en esta materia y que la DPH tiene que implicarse en mayor medida. 

Cosculluela mostraba sus dudas en dos cuestiones. Por un lado, considera que cualquier competencia que se traslada a una administración debe ir acompañada de la dotación presupuestaria adecuada. Le preocupa, dice, que se pueda crear un servicio que desborde económicamente a las comarcas.

Además, cree que este no es el mejor momento para poner en marcha este cambio ya que, a nivel nacional, se está planteando una reorganización de competencias de las administraciones.

Por su parte, el consejero cree que se estará a tiempo de hacer los ajustes necesarios en caso de que haya cambios de competencias en este sentido, ya que la ley pasará a las Cortes después del verano.

Hasta entonces, invita a la Diputación a colaborar e implicarse con el ejecutivo autonómico y las comarcas en la gestión y coordinación de este servicio. "La salida en la provincia de Huesca está en la colaboración, aunque no sabemos cuál puede ser la fórmula jurídica más adecuada".

El consejero cree que la provincia está bien cubierta en lo que a material se refiere aunque hacen falta más efectivos y una mejor gestión.

El texto se llevará a las Cortes para su debate y aprobación después del verano, una vez que pase por Consejo de Gobierno, el próximo mes de julio.

Los municipios con población superior a 20.000 habitantes, caso de Huesca, deberán prestar el servicio. En el resto de los casos será el Gobierno de Aragón. Mientras éste crea su organización propia, seguirán siendo las Diputaciones Provinciales o los consorcios que se creen quienes garanticen la prestación del mismo.

En Huesca, la Diputación Provincial destina al año 800.000 euros para material, formación o vialidad invernal pero son las comarcas las que gestionan el servicio.

Comentarios