Cierto optimismo en el sector hostelero y de alojamiento rural para este verano

Hotel Tierra de Biescas, julio 08

Arranca estos días el verano, uno de los más crudos en cuestión económica desde que empezó la crisis. Pero esto no hace que empresarios del sector de la hostelería y de alojamientos rurales miren con recelo los próximos meses, al contrario: hay optimismo, y sobre todo en estos primeros días, en los que el tiempo va a acompañar y eso ayudará a subir la ocupación hotelera y a aumentar el consumo en bares o terrazas.

“Rayos de esperanza”, para empezar, en los hoteles de la provincia. Pese a que los datos de ocupación por el momento no son buenos, estos establecimientos ya se han acostumbrado a las reservas de última hora, que son las que realmente llenan hoteles en estas épocas. Quedan pocos clientes que todavía planifiquen las vacaciones con tiempo y reserven con meses de antelación, ahora lo que se lleva son las ofertas de última hora, lo que retrasa también la decisión de ir a un sitio u otro a pasar unos días.

El presidente de los hosteleros de la provincia anima a “no dejarnos llevar por esa corriente de pesimismo” en torno a la crisis, algo con lo que, apunta, nos deberíamos acostumbrar a vivir.

Un positivismo con el que también mira el verano Francisco Parra, presidente de la Asociación de Turismo Verde. Y es que los datos acompañan: el alquiler de alojamiento rural, hasta el momento, ha crecido respecto al año pasado. Ligeramente, pero lo ha hecho.

Lo único que podría empañar de alguna manera el verano en el turismo rural son los alojamientos “piratas” que han fructificado en los últimos años y que han hecho mella en este sector. Son casas ofrecidas por particulares que no han pasado ningún control y que, a consecuencia, no son oficiales ni están capacitados para ofertar este tipo de turismo.

Comentarios