Despoblación y recortes minan los colegios del mundo rural de la provincia

colegio aula niños San Juan de la Peña Jaca

Si la situación es ya de por si preocupante en el sector educativo por los recortes que se van a aplicar para el próximo curso y su efecto tanto sobre alumnos como sobre profesores, todo se complica en el mundo rural, que suma a lo económico el factor poblacional.

Aunque todavía no hay confirmación oficial, el próximo curso cerrará sus puertas el centro de Sodeto. Hasta ahora atendía a 6 niños, la salida de 2 al instituto y la marcha de otro a Grañén por motivos económicos van a obligar a cerrar el colegio. La alcalesa de Sodeto, Rosa Pons, apunta que el argumento recibido es que, en estas condiciones, “no es rentable”.

Una decisión “dolorosa” según Pons, que podría cambiar en los próximos cursos. La primer edil de este municipio se muestra optimista con la llegada de nuevas familias jóvenes a la localidad. En un futuro podrían tener hijos, y gracias a ello reabrir la escuela.

Una situación similar viven en el CRA Montearagón, que agrupa a niños de Angüés, Siétamo o Chimillas entre otras localidades. Allí si que han recibido la notificación oficial de que el próximo curso pasarán de 25 a 23 profesores. Y ocurre lo mismo que en Sodeto: hay menos niños y las cuentas no salen.

La consecuencia principal, explica Pilar Carnicer, directora del CRA, va a ser que el próximo año podría haber una clase con 17 niños de 3 cursos diferentes, con todos los desajustes que ello conlleva y el sobreesfuerzo que deben hacer los profesores que tendrán que impartir esa clase el próximo año.

Tanto Rosa Pons como Pilar Carnicer coinciden en destacar la importancia de estos centros para el mundo rural, el servicio que ofrecen. Y señalan que mantener abiertas las escuelas del mundo rural, es mantener vivos los pueblos.

PITADA-CACEROLADA EN HUESCA

La comunicación, en las últimas horas, de importantes recortes en Educación ha movilizado al profesorado que, este viernes a las 8.00 horas, organizaba una pitada-cacerolada ante las puertas del Servicio Provincial de Educación, en la plaza Cervantes de Huesca.

Comentarios