José Antonio Adell, director del CPR Monzón: "No esperaba un final así"

CPR Monzón. Equipo directivo

Este viernes, 29 de junio, los asesores del Centro de Profesores y Recursos (CPR) de Monzón ponían el punto y final a su actividad en dicho edificio, situado en la Plaza Santa María. Sin embargo, el centro no cerrará definitivamente sus puertas hasta el 20 de julio, por lo que hasta esa fecha, permanecerá un administrativo, la ordenanza y el director.

Audio sin título
Audio sin título

El cierre viene motivado por la importante reestructuración de los CPR, que a partir de ahora, pasan a denominarse Centros de Innovación y Formación Educativa (CIFE). Del mismo modo, la provincia pasará de tener 5 centros para formación del profesorado a uno, que estará en Huesca, y contará con una subsede en Monzón. Pese a ello, el director del CPR mediocinqueño, José Antonio Adell, que asegura no haber imaginado nunca este final, considera que el centro montisonense va a tener una función muy limitada, ya que tan solo se queda con tres trabajadores (dos profesores y una administrativa)

José Antonio Adell hacía una valoración positiva de los 27 años de actividad en el centro, al tiempo que se mostraba muy agradecido con los centros y el profesorado, así como con todas las instituciones que les han apoyado. El director también hacía una mención especial al equipo humano que durante todos estos años ha pasado por el CPR.

De los 7 asesores con los que contaba el centro montisonense, algunos se han presentado a concurso para cubrir alguna de las unidades de formación e innovación (UFI), mientras que otros, han decidido volver a los centros escolares en los que trabajaban antes. En el caso de Adell, cubrirá la plaza de la UFI en Binéfar. El problema, como comentaba el director, es que aunque van a seguir teniendo un puesto de trabajo, donde vayan ellos habrá un interino que perderá su puesto.

El CPR de Monzón se creaba el 1 de enero de 1985. Desde entonces, ha estado dirigido por tres personas: Ángel Vallés (durante 5 años), José Mª Ariño (12 años) y José Antonio Adell (10 años). Los primeros pasos se daban en la planta superior del Ayuntamiento, donde permanecieron unos meses, y de allí ya pasaron a la ubicación actual, en la Plaza Mayor.

Comentarios