Sigue cayendo el número de rescates pero sube el de fallecidos en montaña

Maite Lacruz, subdelegada del Gobierno en Huesca

Desde que comenzó el año y hasta el pasado mes de mayo, los rescates en la provincia de Huesca han descendido en un 25%. Eso sí, la Guardia Civil ha detectado un aumento en el número de intervenciones entre senderistas y barranquistas en los últimos años.

La percepción de la Benemérita, explica el teniente coronel Crespo, es que se llega a la montaña “sin tener una idea clara de lo que se va a encontrar”, y recuerda que “los parques naturales que hay en el Pirineo no son los de tenemos en las ciudades”. En el caso de los barrancos, el problema es que se confunden “con un aquapark”.

Las cifras no son tan halagüeñas en cuestión de fallecidos, el año pasado en el mismo periodo habían muerto 3 personas y en este 2012 ya asciende a 5. El total, en 2011, llegó hasta los 18 pero pese a todo, la cifra es inferior a la de otros años.

Como siempre, la Guardia Civil pide a aquellos que van a la montaña a realizar diferentes actividades, que se informen en fuentes fiables de las condiciones climatológicas y del terreno, que se lleve el equipo adecuado y, sobre todo que bajo ningún concepto se realice ninguna actividad sin un acompañante. Pese a que todo parezca favorable, y se confíe en que no va a ocurrir nada, siempre puede surgir algún imprevisto.

Datos de 2011 y 2012

Entre enero y mayo de 2011, la Guardia Civil realizó 89 intervenciones, 26 rescates o auxilios a senderistas, 9 en barrancos, 29 en alta montaña y por otras causas, 25 salidas más. El número de fallecidos fue de 3, 65 personas resultaron heridas, y 83 ilesas.

Este 2012 en el mismo periodo, la Guardia Civil ha realizado 67 intervenciones, 11 de ellas relacionadas con senderistas, 7 auxilios o rescates en barrancos, 22 en alta montaña y 27 salidas más por otras causas. El número de fallecidos ha sido de 5, 48 personas han resultado heridas y 35 ilesas.

Comentarios