Comunicado del AMPA del Joaquín Costa de Monzón contra la subida en el precio de los comedores

El AMPA del Colegio Joaquín Costa de Monzón ha emitido un comunicado en protesta de lo que esta asociación califica como una “arbitraria, brutal e injustificada subida del precio de los comedores escolares”.

Según explican en dicho comunicado, la Consejería de Educación anunciaba que el precio de los comedores escolares subiría en todos los colegios públicos de Aragón a 96 euros mensuales. De esta forma, se pasaría de pagar 4,40 euros por niño y día a pagar 5,45€. Por tanto, al cabo del curso cada niño pagaría 185 euros más por este servicio.

Ante la alarma suscitada, la dirección del colegio Joaquín Costa comunicaba a los padres que el centro no necesitaba subir el precio del comedor porque, a diferencia de la mayoría de los colegios, el Costa realiza una gestión directa del comedor (el centro busca los proveedores, paga las facturas, monitores y personal de cocina), por lo que con lo que se paga actualmente, se cubre por completo el coste.

Desde el colegio se mandaba un escrito a la dirección provincial de Huesca en el que se demostraba con números que no era necesaria esa subida de precios y se apelaba al principio de autofinanciación que aparece en el punto vigésimo cuarto de la misma orden. Sin embargo, la respuesta del Director Provincial fue que “entendía la queja pero que no podía hacer nada”.

El AMPA recuerda que el Joaquín Costa no tiene déficit, y apunta que la gestión del comedor ha sido modélica. Por todo ello, se preguntan porque tienen que pagar justos por pecadores y por que desde la administración castigan a quienes han realizado una gestión ejemplar. Creen que, dado que el colegio es un modelo en la gestión del servicio de comedor, lo que se debería hacer es copiar ese modelo y extenderlo a todos los demás centros.

Desde la asociación de padres del Costa, solicitan a la Consejera de Educación, Dolores Serrat, que dé marcha atrás. Que no obligue a muchas familias a desembolsar más impuestos en un servicio que, como se ha demostrado, ya han pagado.

El AMPA concluye el comunicando recordando que con la nueva legislación impulsada por la consejera, se pagará un precio fijo de 96 euros al mes, independientemente de que el niño vaya al comedor sólo 4 días a la semana o que meses, como junio o septiembre, tenga menos días lectivos. Y sentencian: “Nuestros hijos pagarán por lo que coman y por lo que no coman”.

Comentarios