El comercio altoaragonés se opone a la posible ampliación de los horarios comerciales

La noticia conocida tras la Conferencia Sectorial de Comercio Interior de que el Gobierno central prevé aumentar en 2013 de ocho a diez el mínimo de domingos y festivos de apertura comercial ha caído como un jarro de agua fría en el comercio altoaragonés y en el conjunto del comercio de la Comunidad Autónoma de Aragón. Para la Confederación de Empresarios de Comercio de Aragón y las organizaciones provinciales que la integran, se trata de una medida totalmente arbitraria, injustificable y que sólo favorece a las grandes empresas de la gran distribución, que son los cómplices de los mercados.

Desde la Confederación de Comercio de Aragón y desde la propia FECOS (Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de la provincia de Huesca) se espera que el Ejecutivo autonómico recurra al Tribunal Constitucional una norma que va en contra de 600.000 empresarios de comercio y de casi 3.000.000 millones de puestos de trabajo en toda España.

Desde FECOS se suscribe lo manifestado por el Secretario General de la Federación de Comercio de Zaragoza, Vicente Gracia, quién ha manifestado que se trata de “empresas españolas que pagan sus impuestos y que cumplen a rajatabla con la legalidad vigente, por lo que no entendemos como el Gobierno español va a favorecer a cuatro empresas extranjeras poniendo en grave riesgo la supervivencia de buena parte del comercio español”.

Desde FECOS se defiende que los ocho festivos actuales crean un equilibrio entre los distintos formatos y, por este motivo, se critica con dureza la propuesta. Para la Federación de Comercio estas medidas vienen a demostrar que al Gobierno no les importan las pymes, los autónomos ni el empleo, y utilizan la excusa de que favorece al consumidor. Asimismo, el sector quiere denunciar la falta de medidas en apoyo al comercio, la falta de soluciones al problema de la financiación y el posible incremento del IVA.

Comentarios