“Sueños de acero” de Francisco Gracia, en el Centro Ibercaja

La Sala de Exposiciones del Centro Ibercaja en Huesca acoge hasta el 5 de agosto la exposición de escultura de Francisco Gracia Lasaosa, que lleva por título “Sueños de acero”. Las esculturas que allí se muestran, están realizadas mediante un riguroso proceso de forjado, la mayoría a partir de un lingote de acero, lo que hace que la pieza sea única e irrepetible. El acabado es acero limpio, sin manipulación alguna. Francisco Gracia nació en Huesca en 1952, y su relación con el hierro comenzó en 1967, trabajando como aprendiz en un taller. En 1972 se trasladó a Barcelona donde pasó diez años. En ese tiempo, lo que más le marcó fue la fragua, la magia del fuego con el sonido del golpe sobre el acero. Posteriormente, dedicó su arte a la arquitectura de interiores, en particular a la hostelería. Y paralelamente a estas actividades, comenzó un trabajo que podría definirse como socio-arqueología industrial, ceñida al campo de los herreros, que consistía en la recuperación de piezas, básicamente herramientas forjadas mediante procesos artesanales, trabando de documentarlas con el mayor número de datos fiables posibles. A finales de los años 80 montó el taller necesario para desarrollar esculturas, tal como sus inquietudes interiores le iban susurrando: forjando.

Comentarios