El Altoaragón mejora las comunicaciones con la Sabiñánigo-Fiscal y el tramo de Almacellas de la A-22

Ana Pastor

Este viernes 6 de julio se ponía fin a nueve años de obras y décadas de reivindicaciones, con la puesta en servicio de la nueva carretera que une Sabiñánigo y Fiscal a través de la sierra de Canciás. El nuevo tramo de 23’3 kilómetros, forma parte del Eje Pirenaico de la N-260 y conecta las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza con el Alto Gállego. La previsión del tráfico que soportará el nuevo trazado es de 2.500 vehículos/día. 10 KILOMETROS DE VARIANTE DE ALMACELLAS Otra de las alegrías del día es la inauguración de la variante de Almacellas, 10 kilómetros, que mejorará las comunicaciones con Lérida y descongestionará de tráfico pesado el tramo de Binéfar. Con la inauguración de este tramo está prácticamente terminada la A-22, solo quedará el tramo que une Huesca-Siétamo. Ahora quedará pendiente la autovía A-21 entre Huesca y Pamplona, cuyos tramos llevan considerable retrasos. SABIÑÁNIGO- FISCAL Tras una inversión de 144 millones de euros, la ministra de Fomento Ana Pastor inauguraba el nuevo trazado de 23’3 kilómetros de recorrido a través de 6 viaductos y 2 túneles, el de Berroy y el de Pedralba, que con sus 2.595 metros, se convierte en el segundo túnel más largo de Aragón tras el de Somport. Se trata de una importante vía de comunicación que reactivará los sectores industrial, turístico y de servicios de ambas comarcas del Pirineo. La ministra Ana Pastor, destacaba la importancia de la apertura de este tramo carretero “que es una infraestructura muy importante para estas comarcas turísticas” a la vez que reconocía que era un proyecto reivindicado durante 50 años” La Sabiñánigo-Yebra-Fiscal reduce el viaje a poco más de 15 minutos ya que permite evitar las curvas de Cotefablo, mejorando la seguridad vial y la vialidad invernal, al pasar de los más de 1400 metros de altitud del Puerto de Cotefablo a los 1200 del nuevo trazado. Además el 60% del recorrido cuenta con un tercer carril para vehículos lentos. La ministra aseguraba en el acto que “la obra para acometer el tramo restante que uniría la localidad de Fiscal y los túneles de Balupor se ejecutará” aunque no se comprometía en los plazos En relación a la A-23, la Ministra de Fomento aseguraba que “las obras de Monrepós seguirán avanzando aunque en verano será difícil compatibilizar los trabajos con el tráfico que acarrea el turismo” Por su parte los alcaldes de Sabiñánio, Yebra y Fiscal mostraban su satisfacción por la apertura de esta importante vía de comunicación. CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS El trazado se desarrolla íntegramente en la provincia de Huesca, atravesando los términos municipales de Sabiñánigo, Yebra de Basa y Fiscal. Se ha construido una carretera convencional en su mayor parte de nuevo trazado, con dos carriles, uno para cada sentido, de 3,50 m de anchura y arcenes de 1,00 m. Además, en los tramos de rampas pronunciadas, que suponen aproximadamente el 60% de la longitud del tramo, existe un carril adicional para vehículos lentos. La carretera comienza en el cruce con la futura A-23 en Sabiñánigo y finaliza en las proximidades de Fiscal, donde cruza el río Ara con un puente y conecta con la actual N-260. Se han proyectado siete intersecciones a nivel para el acceso a los núcleos urbanos de su entorno. En el conjunto del trazado se han construido tres puentes de 15 m de luz sobre los barrancos de Osán, Gabardué y Santa Orosia; cinco viaductos entre 91 y 263 m de longitud con altura de pilas hasta de 60 m (viaductos de Sobás, Fanlillo, Arbisa, Fenés y Berroy) y, por último, el puente sobre el río Ara de 81 m de longitud. Además se han erigido cuatro marcos de dimensiones 5 m x 4 m para cruce inferior de caminos, y 84 obras de drenaje transversal para el paso de las aguas de los cauces interceptados por la carretera.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios