El PSOE no comparte el modelo de fiestas presentado por el Gobierno Municipal

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Huesca no comparte el modelo de fiestas de San Lorenzo planteado por el equipo de gobierno del PP, señalan que no es el que las Peñas han venido demandando; que genera dudas de seguridad, limpieza y ruidos entre los vecinos; que supone un despilfarro al dejar infrautilizado el Recinto de Peñas, junto al Ferial y el Palacio de Congresos; que va a costar a los ciudadanos 6.000 euros más que las del año pasado; bajando la calidad de la programación (al igual que la de la Plaza de Toros); y no supone ningún avance en el conflicto del Jai Alai.

 

Para los socialistas en el consistorio oscense, el equipo de gobierno parece no tener un modelo claro de fiestas o, si lo tiene, no se entiende cuál es, ya que, consideran que las fiestas que ahora plantean no son las que venía demandando la alcaldesa cuando estaba en la oposición ni tampoco son las que han venido reclamando las Peñas en relación con su ubicación diferenciada en el centro; este programa tan sólo se limita a trasladar los conciertos del Recinto de Peñas al centro de la ciudad.

 

Sobre este punto, cabe señalar que el Grupo Municipal Socialista siempre ha manifestado sus dudas sobre los problemas de seguridad, limpieza o ruidos que estos conciertos pueden acarrear en el centro de Huesca, preocupación que comparten muchos vecinos de la ciudad. Además, el traslado de los conciertos al centro supone un despilfarro desde el punto de vista económico, ya que implica que la inversión realizada en el Recinto de Peñas queda sin amortizar y la instalación, infrautilizada.

 

El PSOE en el Ayuntamiento de Huesca señala además que, a diferencia de lo que aseguran desde el equipo de gobierno, las fiestas van a costar a los bolsillos de todos los ciudadanos 6.000 euros más que las del pasado año, si se tiene en cuenta el gasto total, con subvenciones y convenios incluidos, y no sólo el gasto corriente. El presupuesto de las fiestas deja a la luz, por otra parte, la falta de apoyo del Gobierno de Aragón a la ciudad de Huesca, que ha dejado de financiar el intercambio con Tarbes y el festival Animahu, por poner dos ejemplos, cuya subvención sumó el año pasado 33.000 euros.

 

Por último, según los socialistas, la problemática que mantiene el Consistorio con la Peña Alegría Laurentina sigue sin solucionarse, añaden que desde las pasadas fiestas, no ha habido ningún adelanto en las negociaciones que permita vislumbrar una solución negociada con la Peña y que sea viable tanto para los socios como para el resto de los ciudadanos.

Comentarios