Los sindicatos denuncian que las nuevas medidas son un “hachazo a los pobres”

Mariano Rajoy ha anunciado un amplio paquete de medidas con recortes para funcionarios, parados y dependientes y subidas de impuestos. Sube el IVA tres puntos, se elimina una paga extra a los funcionarios y baja la prestación por desempleo. Los sindicatos critican que vuelvan a ser los ciudadanos los que paguen las consecuencias de una crisis que no han creado.

Una de las medidas es la subida del IVA. El tipo general pasa del 18% al 21% y el tipo reducido del 8% al 10%. También se subirán los impuestos vinculados con el medio ambiente  y otros impuestos indirectos como el del tabaco. 

Respecto a las prestaciones por desempleo, el Gobierno rebaja la cuantía de la percepción por desempleo en 10 puntos a partir del sexto mes como desempleado.

Los funcionarios pierden los moscosos y la paga extra de Navidad. Los empleados públicos son los grandes afectados por las medidas que se han ido tomando en los últimos meses, denuncian los sindicatos. En una ciudad como Huesca, con un alto número de funcionarios, eso se notará mucho en el consumo.

Se ajusta además el número de liberados sindicales a la ley y se reducen un 30% los concejales por tramos de población. El objetivo es lograr un ajuste de 65.000 millones de euros en los próximos dos años. 

Por su parte, la Federación de Trabajadores de Servicios Públicos de OSTA calificaba de "injustas y desproporcionadas" las medidas anunciadas por el Gobierno. "El alto índice de desempleo es el mayor problema que existe y una de las principales causas de la falta de recuperación económica. Reduciendo el gasto público y subiendo los impuestos al consumo no va a disminuir el paro", denuncian.

Desde este sindicato proponen, en respuesta a estas medidas, la movilización de todos los empleados públicos y de la ciudadanía en su conjunto.

Comentarios