Huesca sigue siendo la provincia más inflacionista de Aragón

La provincia de Huesca sigue siendo la más inflacionista de Aragón, con una tasa anual del 2,0% en junio, seguida de Zaragoza con un 1,8% y de Teruel con un 1,7%. En Aragón, la tasa queda en el 1,8% anual, una décima por debajo del registro de mayo. Los precios se redujeron tres décimas en Aragón en junio respecto al mes de mayo, debido fundamentalmente al inicio adelantado de las rebajas de verano y al abaratamiento de los combustibles.

Comparando con el mes de mayo, se producen disminuciones de precios en Aragón en cuatro grupos de consumo: bajan un 1,6% mensual los precios de transporte y un 0,5% los de vivienda, gracias al comportamiento de los combustibles. El barril de petróleo Brent cerró junio con una cotización media de 95,4 dólares, lo que supuso una caída del 13,5% respecto a mayo, lo que se reflejó en una disminución de los precios de los carburantes del 3,7% mensual.

También se reducen de forma notable en junio los precios de vestido y calzado (-1,5% mensual), en respuesta al inicio adelantado de las rebajas de verano. Por último, aunque de forma más modesta, también disminuyen los precios de las comunicaciones un 0,1% mensual.

En el apartado de bebidas alcohólicas y tabaco los precios no variaron respecto a mayo, mientras que los restantes siete grupos de consumo sufren alzas de precios de diferente consideración. Suben con moderación los precios de otros bienes y servicios, enseñanza y alimentos y bebidas no alcohólicas, una décima mensual en los tres casos. Las subidas son más sensibles en menaje y medicina (tres décimas mensuales en ambos grupos), mientras que la cercanía del periodo estival se hizo patente en los aumentos mensuales de precios de hostelería (cinco décimas) y ocio y cultura (seis décimas).

En términos interanuales, el grupo de consumo más inflacionista en junio fue bebidas alcohólicas y tabaco, con una tasa del 11,9% anual, debido a los incrementos sufridos en el precio de las cajetillas de cigarrillos en meses precedentes, y que a modo de “efecto escalón” se continuará arrastrando durante los próximos meses. A continuación se situaba vivienda con un 4,6% anual, fruto tanto del comportamiento del precio del gasóleo para calefacción como particularmente de la electricidad. En tercer lugar encontramos la enseñanza, con un 3,1% anual.

Con tasas anuales más moderadas en junio aparecen los grupos de consumo de alimentos y bebidas no alcohólicas (2,5%) y transporte (2,3%), mientras las alzas anuales de precios son modestas en menaje y hostelería (0,9% en ambos casos) y en vestido y calzado (0,5%). Para finalizar, en tres grupos de consumo se producen descensos anuales de precios, tanto en ocio y cultura (-0,4%) como medicina (-2,4%) y comunicaciones (-3,8%).

La inflación subyacente, que es aquella que excluye de su cálculo los alimentos no elaborados y los productos energéticos, se sitúa en junio en Aragón en el 1,3%, dos décimas por encima del registro del mes precedente y medio punto por debajo de la inflación general. En el promedio de España la subyacente también se sitúa en el 1,3% mientras que en el conjunto de la eurozona la inflación subyacente en mayo (último dato conocido) era del 1,8%.

Comentarios