Las visitas guiadas teatralizadas de La Ribagorza arrancan con éxito de público

Esta semana arrancaba la segunda edición de esta actividad, que se puso en marcha el pasado verano, promovida desde el Plan de Competitividad Turística de la Comarca de la Ribagorza. Benasque fue, este año, el núcleo de la puesta de largo, de estas visitas, donde contaron con la acogida de unas 70 personas. El viernes continuaron en Campo, que es la localidad que se incorpora, este año, para continuar en Arén, Benabarre y Graus. Hasta el 2 de septiembre, cuatro actores y dos músicos, darán a conocer, a vecinos y visitantes, la historia, costumbres, leyendas o patrimonio de este extenso y variado territorio, La Ribagorza.

Audio sin título

Aunque, apenas han comenzado las primeras visitas guiadas teatralizadas, el arranque, de la actividad, en localidades como Benasque o Campo, ya permite, a los organizadores, hacer un primer balance en el que la palabra, confianza, ocupa un lugar destacado.

El pasado verano, las visitas en Benasque, gozaron de éxito y acogida, convirtiéndose en una actividad esperada por los veraneantes del valle pero también por vecinos y empresarios. Este año, eran alrededor de 70 personas las que disfrutaban el estreno de esta propuesta, en el valle.

Campo, es el núcleo que, este verano, se ha incorporado a los que, el pasado verano, disfrutaron de esta iniciativa. En la primera visita guiada, que se realizaba este viernes, las mujeres de la localidad, participaban, mostrando el juego de las birllas y bailando al son de la gaita y el tamboril.

Este año, las visitas no cuentan episodios decisivos en la historia o de personajes nobles y antiguas elocuencias, sino que tratan de sueños y leyendas, de tiempos, no tan duros y de gentes sacrificadas.

Las visitas comienzan a las 19 horas. Los jueves tendrán lugar en Benasque, los viernes, en Campo, los sábados, en Benabarre, los domingos en Arén y, por último, los lunes, en Graus.

El objetivo es ofrecer a los veraneantes, y a los propios vecinos, la oportunidad de conocer un territorio inmenso y mágico, con visitas amenas que permitan descubrir lo mejor de los pueblos de la Ribagorza porque “para valorar hay que conocer”.

Comentarios