Miquel Capó y Leire Elosegui, los reyes del Isostar Desert Marathon

Miquel Capó. Isostar Desert Marathon

El mallorquín Miquel Capó, con un tiempo de 11 h 04', y la guipuzcoana Leire Elosegui, con un tiempo de 13 h 28', conseguían la victoria del Isostar Desert Marathon 2012, que discurría en la zona de los Monegros cercana a Fraga. La carrera de autosuficiencia en sus dos versiones -larga de 114 km y corta de 46 km- reunía este fin de semana a más de 400 participantes. Miquel Capó volvía a hacer historia en la segunda edición de Isostar Desert Marathon. Tras 11 horas y escasos 4 minutos de carrera y con 114 km a las espaldas, el mallorquín cruzaba la meta pasadas las 23.00 horas de la noche del sábado entre los aplausos y vítores de un campamento abarrotado. Exhausto pero sin perder la sonrisa, el atleta de Sa Pobla (Mallorca) esta vez no perdonaba el primer puesto. &nbsp&nbspJunto a su amigo el portugués Telmo Veloso, Miquel recorría los primeros 40 km. Antes de la salida ya habían declarado que querían correr juntos, mano a mano como el pasado año. Pero a escasos 5 minutos del tercer control (próximo a la localidad de Ballobar) Telmo veía claro que Miquel tenía que avanzar. Según el propio Capó “esta edición ha sido mucho más dura. Tras dejar atrás a Telmo he corrido más de 70 km solo y eso te machaca a nivel mental”. Al final, tras más de media hora de espera, Telmo Veloso se clasificaba en segunda posición, parando el crono tras 11 horas y 40 minutos.&nbsp&nbspCon su victoria en el Isostar Desert Marathon, Miquel Capó lograba el sueño de todo ultrafondista, participar en el Marathon Des Sables 2013. “Es la prueba más mítica, la más conocida, la meta de cualquier atleta de ultradistancia. Llevo muchos años esperando esta oportunidad”. El año pasado ya tuvo el pase a Des Sables en sus manos, pero sintió que esa victoria se la debía a Telmo Veloso y por eso le cedió el triunfo al portugués que le había convencido de no abandonar a media carrera.&nbsp&nbspLa lucha por el tercer y el cuarto era mucho más reñida. Corriendo los últimos metros en sprint, el tercer escalón del podio finalmente era para el murciano Oscar Latorre, con un tiempo de 12 horas y 7 minutos. Tan solo 10 segundos después cruzaba la meta el corredor de Blanes (Girona), Xavi Marina. &nbsp&nbspLEIRE ELOSEGUI, GANADORA EN LA CATEGORÍA FEMENINA&nbsp&nbspEl podio de la categoría femenina se definía tras una lucha vibrante entre tres corredoras. La aragonesa Esther Arias rodaba primera hasta el kilómetro 25 apróximadamente, pero en el segundo control de paso (cercano a la zona de Ontiñena), la guipuzcoana Leire Elosegui aprovechaba los minutos de descanso de Esther para seguir la marcha y adelantarla. &nbsp&nbspParándose sólo para recoger el agua en esta zona de avituallamiento, Elosegui continuaba en cabeza ya hasta la meta, cerrando el crono femenino en un tiempo de 13 horas y 28 minutos. Tal y como ella misma reconocía “no descansar en el segundo control ha sido un error que he pagado”. Y es que la atleta, en el kilómetro 90, tenía que recibir ayuda de dos corredores para continuar. “A ellos les debo esta victoria”, afirmaba Leire algo desorientada a su llegada, donde tenía que ser atendida por los servicios médicos.&nbsp&nbspMientras tanto, Susana Simoes y Esther Arias iban alternándose en la segunda y tercera posición. Hacia el final de la carrera corrían varios kilómetros juntas hasta que Arias se perdía en plena noche, dejándole definitivamente la medalla de plata a la portuguesa con un tiempo de 13 horas y 49 minutos. La atleta de Jaca, Esther Arias, entraba con un crono de 13 horas y 52 minutos.&nbsp&nbspDe los 150 corredores que tomaban la salida, el último en cruzar la meta era José Trejo, que llegaba al campamento tras 26 horas y 56 minutos de carrera. En total, 42 corredores abandonaban la prueba en algún punto de los 114 kilómetros del recorrido.&nbspLA STARTER MÁS MULTITUDINARIA&nbsp&nbspA las 9 de la mañana del domingo arrancaba la Starter, la modalidad corta de Isostar Desert Marathon. Con 46 kilómetros por delante y un cielo bastante nublado, los más de 243 inscritos salían disparados tras oír el petardo que daba inicio a la prueba. La carrera era rápida y el ambiente de los atletas muy animado. Tras 3 horas y 53 minutos, el catalán Lluís Sánchez (Granollers) se proclamaba vencedor. &nbsp&nbspPisándole los talones, a dos minutos escasos, el también catalán David Roma (Vic) alcanzaba los últimos metros celebrando la medalla de plata. David marchaba primero durante gran parte de la prueba, pero un despiste en el camino le daba la victoria a Sánchez. En tercera posición y marcado un crono de 3 horas y 58 minutos llegaba David Pardo (de Vilanova i la Geltrú).&nbsp&nbspLas ganadoras de la Starter luchaban así mismo hasta los últimos metros por la clasificación. La corredora de Manresa, Montserrat Cutrina, lograba finalmente sacarle 4 minutos a Arantza Ugalde, atleta vasca residente en Tàrrega (Lleida). Lograban realizar el recorrido en 5 horas y 10 minutos y 5 horas y 14 minutos respectivamente. La tercera era la valenciana Ana Hernández, clavando una marca de 5 horas y media. &nbsp&nbspUN RECORRIDO MÁS SALVAJE&nbsp&nbspEl secreto mejor guardado por la organización, el recorrido del 2012, se desvelaba a pocas horas de la salida del sábado a los 400 participantes del Isostar. Quienes estuvieron en las dos ediciones de la carrera coinciden en calificarlo como mucho más salvaje a la vez que divertido. Las pistas anchas de 2011 dejaban paso a senderos y zonas de campo a través, consiguiendo que los 114 kilómetros en la larga y los 46 de la Starter no fueran tan monótonos y sí muy técnicos.&nbsp Las condiciones meteorológicas eran mucho menos extremas que en 2011. La temperatura no superaba en ningún momento los 31 grados y el viento de cierzo acompañaba en todo momento a los corredores, reforzando la sensación de alivio. En el momento de caer la noche, el termómetro descendia considerablemente y el viento soplaba aún con más fuerza. Todavía en carrera, muchos corredores esperaban impacientes el amanecer para entrar en calor y poder alcanzar finalmente la ansiada meta.

Comentarios