La Asociación de Comerciantes de Huesca, contraria a la liberalización de horarios

Las últimas noticias que afectan a los comerciantes no están siendo bien recibidas por el sector. La subida del IVA, la eliminación de la paga extra a los funcionarios o la posibilidad de que los comercios tengan libertad de horarios, con la difícil competencia que ello supone para los pequeños establecimientos locales, deja un panorama difícil al futuro de muchos de estos negocios. La tónica general es la de intentar no subir los precios y que la subida impositiva se cargue al empresario.

Audio sin título
Audio sin título

Voces como la de la del presidente de la Federación de Empresarios de Comercio Oscense, Julio Ollés, hablan que las últimas medidas del gobierno van a acabar con el comercio tradicional. Desde la Asociación oscense también opina que los grandes perjudicados van a ser los pequeños comercios.

Además de la subida del IVA (del 18% al 21% en textil), la flexibilización del periodo de rebajas y de horarios de apertura, ya en marcha en la Comunidad de Madrid, tampoco ayuda al comercio local y deja en una posición dominante a las grandes superficies.

El presidente de los comerciantes de Huesca quiere recordar que no se ha planteado la liberalización de horarios en otros sectores como el de los bancos o los servicios públicos, y que el horario comercial es suficiente. Además, recuerda que en un negocio con 2, 3 o 4 empleados es difícil pedir al trabajador ese esfuerzo y que es una medida contraria a la conciliación laboral de la que tanto se habla.

Y de cara al futuro próximo, las navidades se plantean difíciles con la eliminación de la paga extra a los funcionarios. Además, Daniel Ramírez teme que el consumo comience a notarse desde ya y precipite el cierre de negocios.

Comentarios