Los hosteleros, partidarios de no aplicar la subida del IVA a los precios

A partir del uno de septiembre a las facturas de bares y restaurantes s e les aplicará el 10% de IVA, dos puntos más que hasta ahora. Un incremento que, en la mayoría de los casos, no repercutirá en los clientes. Los hosteleros son partidarios de no subir precios y asumir ellos esa diferencia.  El sector hostelero trabaja con el IVA reducido, que pasará del 8 al 10%. Sin embargo, la mayoría de los bares y cafeterías van a optar por no mover los precios.   Por ejemplo, si un café ahora cuesta 1,20, con la subida del IVA pasaría a costar 1,22.  Un incremento mínimo pero que también podría llevar a un redondeo al alza, una opción que no se plantean. El consumo ha disminuido de forma importante y un aumento de precios sólo empeoraría las cosas, aseguran.   Por otra parte, las compras que realizan de lácteos, frutas o verduras tienen aplicado el IVA súper reducido del 4% que no experimentará cambios. Sin embargo sí lo harán otras bebidas, como el vino, que pasa del 18 al 21%.   Consideran que no es el mejor momento para aumentar el gravamen a este tipo de consumo, que emplea a más de 2 millones y medio de personas en España y representa más del 10% PIB del país.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios