Cruz Blanca prevé un “importante problema” en septiembre y pide voluntarios

La Fundación Cruz Blanca de Huesca prevé que se les viene encima un “problema importante” cuando los “sin papeles” se queden sin tarjeta sanitaria a partir de mes de septiembre. Ante esta situación sigue adelante con su proyecto de poner en marcha un dispensario médico. Hacen un llamamiento para conseguir voluntarios con conocimientos sanitarios para asesorar a estas personas que dejarán de acudir a la atención primaria del Servicio Aragonés de Salud. Pilar Paúl, la directora del programa O’Cambalache, asegura que la cobertura sanitaria a gran parte de sus usuarios está todavía en el aire y pronostica un “problema importante” cuando comience a aplicarse el decreto ley 16/2012, previsto para el 1 de septiembre. En la Casa familiar San Lorenzo, en Huesca, la Fundación ya cuenta con una consulta homologada, pero falta el personal. Pide la colaboración de profesionales de la enfermería y de la medicina que realicen diagnósticos y propongan medicamentos. Como estas personas quedarán también excluidas de la subvención de medicamentos, dentro del mismo proyecto está prevista la puesta en funcionamiento de un Banco de Medicamentos para aquellas personas que no puedan permitirse el gasto que supone su compra. Para ello necesita profesionales de la farmacia y de la logística. DECRETO LEY 16/2012 El nuevo Real Decreto-ley 16/2012 de abril que propone el Gobierno de España y se ha puesto en marcha por las Autonomías elimina la atención primaria del sistema pública sanitario a las personas sin permiso de residencia en el país. Mantiene la prestación de urgencia y enfermedad grave y la asistencia al embarazo y al parto. Para los menores el Decreto mantiene la prestación asegurando que “los extranjeros menores de dieciocho años recibirán asistencia sanitaria en las mismas condiciones que los españoles”.

Comentarios