La residencia de mayores de Graus pasará a llamarse Residencia José Luis Cudos

pleno Ayuntamiento Graus

Esta era una de las decisiones que se tomaban en el último pleno celebrado por el Ayuntamiento de Graus, dándole el nombre de quien fuese su impulsor. José Luis Cudos fue nombrado hijo predilecto de Graus en 1980, entre otros motivos, por conseguir la construcción del centro de salud. El punto más polémico llegaba con la aprobación definitiva de la modificación aislada nº 6 del PGOU que, a petición del PAR, se retiraba del orden del día para ser tratado en otra sesión plenaria.

La modificación de la unidad de ejecución 20 de El Mesón será tratada, finalmente, en un pleno extraordinario. El Partido Aragonés pedía que este punto se retirase para volver a ser tratado en una nueva comisión de obras, al conocer que su aprobación definitiva debía realizarse por mayoría absoluta en vez de simple. El PSOE, quien en la última comisión de obras se abstuvo en la votación de este punto al igual que el PAR, se mostraba también conformes con la retirada, explicando que hay que buscar una mejor solución a este asunto.

Aún así, el alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, explicaba que el expediente está cerrado y el informe de Gobierno de Aragón es favorable, por lo que no hay ningún motivo para que haya modificación alguna.

Sí que se aprobaba de forma definitiva la modificación aislada nº 5 del PGOU por la cual se permite hacer uso de los caseríos para viviendas de turismo rural o su uso para industrias agrícolas. También se aprobaba la solicitud de una subvención para la rehabilitación de la cubierta de la iglesia de Torrelabad, la prolongación del convenio con el ayuntamiento de Capella por el suministro de agua o la certificación nº1 de las obras de ejecución de la primera fase del canal de aguas bravas.

El Partido Aragonés presentaba una propuesta de resolución para impulsar los proyectos relacionados con el agua en el término municipal, en concreto, la segunda fase del canal de aguas bravas, el proyecto de dique de cola en el embalse de Barasona, una mayor colaboración con los regantes y la recuperación del descenso del Ésera. La propuesta salía adelante con los votos a favor de PAR, PSOE y PP. Chunta votaba en contra tachando el proyecto de dique de cola de faraónico.

Por su parte, CHA presentaba dos mociones que no eran registradas por contar con 4 votos a favor, el suyo y los de los socialistas, y 6 en contra. La primera de ellas exigía que el GA mantuviese el catalán como lengua propia, defendiéndolo, respetándolo y protegiéndolo, además de exigir que no desaparezcan las clases de catalán en el IES Baltasar Gracián. En este caso, el alcalde informaba de que ello nada tiene que ver con la Ley de lenguas. El problema, explicaba, es que, hasta ahora, estas clases han sido irregulares por no corresponder a ningún programa.

En su segunda moción, CHA recogía la propuesta de EQUO de realizar un referéndum popular sobre el rescate a la banca en España.

En asuntos de urgencia se aprobaba la ampliación del crédito para el pago de proveedores así como la renuncia de los miembros del pleno al equivalente de la extra de navidad en sus sueldos.

En el turno de ruegos y preguntas se ponían sobre la mesa los aparcamientos de la calle de Santo Domingo y del antiguo instituto de Graus, las nuevas tarifas del cine, que según se indicaba se mantendrán porque se trata de un servicio público que no gestiona ninguna empresa privada o la preocupación por los bajos ingresos registrados frente a los gastos.

Comentarios