“Con grandes superficies el pequeño comercio está condenado a desaparecer”

 No ha sentado nada bien entre los comerciantes el proyecto que Bronapur plantea para Huesca. Creen que es el peor momento para poner en marcha una superficie comercial como esa, con la que no pueden competir en horarios ni en precios. Una traba más a su supervivencia, aseguran, dificultada ya con la subida del IVA y la liberalización de horarios.   Con proyectos de este tipo el pequeño comercio está condenado a desaparecer. Los comerciantes de Huesca explican que sus pequeños negocios no pueden competir con las ventajas que ofrece una gran superficie, sobre todo, en horarios. Creen que la ciudad no tiene necesidad de una infraestructura así ya que no hay tanta población como para hacer rentables todos los negocios.   Una gran superficie en estos momentos va a perjudicar seriamente al comercio de Huesca, en su mayoría, negocios familiares. Aseguran que no les sirve la excusa de que van a crear puestos de trabajo porque hay que ver qué tipo de empleo generan estas empresas.  TOTAL DANIEL RAMÍREZ (PTE. ASOC. COMERCIANTES HUESCA)  Por su parte, la alcaldesa de Huesca reconoce que una gran superficie puede suponer un inconveniente para los comerciantes hasta que el centro no sea peatonal. Por eso, dice, hay que sacar adelante el proyecto para que el comercio de la ciudad cuente con un valor añadido.     Sin embargo, no convence a los comerciantes quienes creen que este proyecto no aportará ningún beneficio.  

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios