Un juez sentencia que Cataluña es competente para proteger el arte sacro que reclama Aragón

El juzgado de lo contencioso-administrativo de Lérida ha desestimado íntegramente el recurso que presentó en 2009 el Gobierno de Aragón exigiendo la entrega de las 112 obras de arte sacro que están en el Museo de Lérida, y ha sentenciado que Cataluña es competente para proteger los bienes.

Así lo ha confirmado el presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé, que es uno de los miembros del Consorcio del Museo de Lérida que tiene expuestas las obras que reclama la diócesis de Barbastro-Monzón. Reñé ha valorado muy positivamente la sentencia, que establece que el Gobierno de Aragón es incompetente para actuar sobre los bienes que se encuentran en el territorio de la comunidad autónoma catalana, y, a la vez, reconoce la competencia de Cataluña para proteger su patrimonio cultural.

Las instituciones de Lérida y la Generalitat, que junto al obispado forman parte del Consorcio, defendieron que, con independencia de la titularidad de los bienes, éstos están protegidos por la ley catalana de patrimonio. Destacaron que forman parte de una colección y que el Gobierno de Aragón no tenía competencias sobre bienes que están fuera de su territorio.

Francesc Sapena, abogado de la Asociación de los Amigos del Diocesano de Lérida, que también era parte implicada en el recurso, ha explicado que a su juicio esta sentencia demuestra que las obras son de Lérida, independientemente de si en el futuro se llega a un acuerdo entre las dos comunidades para compartir las obras en litigio.

Aragón recurrirá la sentencia

El Gobierno aragonés recurrirá la sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo de Lérida que considera competente a Cataluña para proteger los bienes religiosos de las parroquias del Aragón oriental y se servirá de todos las herramientas legales para conseguir su regreso.

Así lo han asegurado fuentes del departamento de Cultura del ejecutivo autonómico, cuyos servicios jurídicos, tras recibir la notificación de la sentencia, han iniciado su análisis para comprobar todas las posibilidades de recurso contra la resolución.

Según estas fuentes, el Gobierno aragonés "ejecutará todos los recursos posibles y se servirá de las herramientas que tiene en su mano para lograr el regreso de estas piezas y su devolución a sus legítimos propietarios".

Destacan, además, que la resolución del tribunal leridano no afecta al "fondo de la cuestión", la propiedad aragonesa de los bienes en litigio, ya avalada en distintas resoluciones de órganos judiciales religiosos y civiles.

“Estupor” en el PAR

La diputada autonómica del PAR, María Herrero, ha expresado su "estupor" ante la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Lérida. En un comunicado, la parlamentaria asegura que la resolución judicial "pretende legitimar y amparar un expolio inaceptable, cuando sus propietarios, la iglesia católica, han ordenado reiteradamente su devolución a las parroquias aragonesas".

La diputada insta, además, al Ejecutivo autonómico a que "presente cuantos recursos sean precisos, y siga defendiendo lo que es de justicia: la vuelta a casa de los bienes aragoneses, cueste lo que cueste".

El litigio de los bienes se inició en 1995 cuando se adecuaron los límites eclesiásticos a los políticos. Las parroquias que pertenecían hasta ese momento a la diócesis de Lérida pasaron a formar parte de la nueva diócesis de Barbastro-Monzón, que reclamó las obras de arte.

La Santa Sede decretó que los bienes son propiedad de Barbastro-Monzón y que se encuetran en Lérida en depósito. Todas las sentencias eclesiásticas y civiles han dado la razón a la diócesis altoaragonesa pero el obispo de Lérida no ha entregado las obras de arte.

Comentarios