Irregular mes de julio en los hoteles de la Jacetania. Mientras agosto se presenta con incertidumbre

Estamos en la recta final del mes de julio y el sector de la hostelería mira con incertidumbre y expectativa al mes de agosto. De momento julio en la zona de la Jacetania se está comportando de forma muy irregular en cuanto a la ocupación.  El final de la primavera y el comienzo del verano, no fue malo para los hoteles, que debido a los grupos, el turismo extranjero y la Quebrantahuesos pudieron salvar ese periodo  Mariví Marco, directora del Gran Hotel y el Hotel Oroel de Jaca, ha señalado que julio ha tenido una ocupación aceptable los fines de semana, pero el resto la ocupación ha sido muy baja. Con relación al mes de agosto, hay incertidumbre y las reservas llegarán a última hora.   A Boira es un hotel familiar, donde la primavera ha sido en general buena, debido a los extranjeros, pero julio se está comportando de forma irregular. María José , propietaria de este establecimiento, ha manifestado que de cara al mes de agosto se está a la expectativa, y se confía en las reservas de última hora.   En Canfranc, según nos señalaba Paco Coduras, propietario del Villa de Canfrfanc, el mes de julio está siendo bueno debido al Festival Pirineos Claiscc, que trae un buen número de alumnos, profesores y padres. El mes de agosto ya desde hace uno años, no es lo que era.  Las estancias en los hoteles cada vez son más cortas. Como máximo son de una semana. La mayor parte de uno o dos días. En cuanto al tipo de cliente, en verano suele ser muy familiar y también personas de la tercera edad.

Comentarios