El francés Peterhansel se adjudica su tercera Baja España-Aragón

La Baja España-Aragón 2012 se cerraba con pocas sorpresas en lo deportivo y alguna que otra en lo institucional. Al amargo anuncio de la retirada de apoyo a esta prueba por parte del Ayuntamiento de Zaragoza, ciudad donde la cita tiene su centro neurálgico, se sumaba la consumación de las victorias de Stéphane Peterhansel, Joan Barreda y Jo Adua, que en todos los casos mantenían el liderato de principio a fin en coches, motos y camiones respectivamente.

En lo deportivo, el francés Stéphane Peterhansel se imponía en la Baja España-Aragón por tercera vez en su carrera de manera incontestable y manteniendo el liderato desde la primera jornada; acumulando un tiempo final de 06:07.20 y una ventaja de algo más de 5 minutos sobre su más cercano perseguidor, su compañero de equipo Khalifa Al Mutaiwei que, a su vez, logra con este resultado colocarse líder de la Copa del Mundo de Rallyes Cross Country.

Pese a su experiencia tanto en competición como en esta prueba, Peterhansel confesaba que la Baja “nunca es fácil”; por lo que ésta es “más que una victoria” y, además, servía para comprobar que el coche que estrenaban, el Mini All 4 Racing, funciona “a la perfección”.

Tercero era el ruso Vladimir Vasilyev que, pese a estrenarse en la Baja y haber sufrido un pinchazo, ganaba la batalla a su compatriota Gadasin, que sólo podía ser cuarto. El rumano Casuneanu terminaba en quinta posición; sexto era Zapletal y séptimo el francés Schlesser que, tras el fiasco que sufrió en la prólogo, no lograba recuperarse y pierde así el liderato en la Copa del Mundo. El primer español era Antonio López, aunque la victoria en Campeonato de España se la lleva el portugués José Dinis (dado que los portugueses también puntúan en este campeonato).

El desenlace más emocionante del domingo lo protagonizaba Isidre Esteve que, tras elegir esta Baja para regresar a la competición después de sus problemas de salud, derivados de su discapacidad; y tras desarrollar un cojín inteligente que le permite pasar más horas sentado sin sufrir heridas en la piel; no sólo lograba terminar el recorrido, sino que era segundo en la especialidad de buggies y comprobaba que el cojín funciona a la perfección.

En la categoría de motos, el lema de “a la tercera va la vencida” no podría ser más apropiado para Joan Barreda. Por fin, y tras dos intentos fallidos en las dos últimas Bajas, el castellonense lograba llevarse el trofeo de la Baja España Aragón “a casa”.

Los quads sufrían de lo lindo en esta edición. Al abandono de Óscar Romero, se sumaba el del portugués “Beto” Borrego y el del aragonés Mario Gajón, que con “mucha rabia” tenía que decir adiós a una oportunidad única de hacerse con un título que persigue desde hace varios años. Así las cosas, el triunfo iba a parar a David Serrano.

En el caso de los camiones el francés Jo Adua, de Epsilon, lograba también llevar a término el esfuerzo que iniciara el viernes obteniendo el liderato de su categoría y, con ello, se lleva su primera Baja.

Comentarios