Siete meses esperando para completar el derribo de las harineras

Harineras Harinas Porta derribo

La junta de compensación del polígono de las harineras lleva siete meses intentando completar el derribo de Porta y Villamayor. El problema es que, a pesar de que la junta ha intentado finalizar los trabajos, no lo ha podido hacer porque existe un trenzado eléctrico que recorre parte de alguna edificaciones de la antigua harinera Villamayor que hay que retirar.  Siete meses lleva de papeleo la junta de personal, con escritos y petición de permisos al Ayuntamiento de Huesca y Endesa.  El Ayuntamiento de Huesca dio el permiso necesario para la retirada, pero exigía que se realizara también de la fachada de otro propietario y, de paso, que derribara sus naves, ante lo que la Junta presentó un recurso que, en parte, admitió el consistorio.  El caso es que, de una manera u otra, la junta lleva desde diciembre del año pasado esperando a completar el derribo con el trenzado a vueltas y sin poder finalizarlo.  De manera paralela, los técnicos de la junta están finalizando el proyecto de reparcelación del polígono con la intención de retomar la actividad en septiembre. 

Comentarios