La acaldesa dispuesta a sancionar el plante de la Policía Local, según los sindicatos

La aplicación del incremento de la jornada laboral en la Policía Local está generando numerosas protestas por parte de los agentes. El Ayuntamiento propone sumar los 30 minutos más al día para hacer días enteros, una medida que la Policía no comparte ya que quieren igualarse al resto de empleados públicos. Ante las actuaciones de protesta llevadas a cabo, concentraciones y trabajo “a reglamento”, los sindicatos denuncian que se ha incrementado el control y se están ejerciendo medidas de presión para frenarlas.

La Policía Local, al igual que el resto de fuerzas de seguridad, no tiene derecho a huelga así que una forma de protesta es trabajar “a reglamento”, lo que significa sancionar sólo a petición del ciudadano. Sí tienen derecho a manifestarse, algo que han hecho varias mañanas a las puertas del ayuntamiento. La última, incluso, dificultando el paso a la alcaldesa.

Uno de sus portavoces explica que la alcaldesa, Ana Alós, ha pedido un informe para saber qué agentes estuvieron el lunes en esta concentración para poder sancionarles. No habían solicitado permiso y se puede considerar una concentración ilegal aunque, aseguran, que no se trató de un ataque personal a la alcaldesa, “como ella se lo ha tomado”.

Los sindicatos denuncian que, en los últimos días, tanto la Jefatura como el consistorio, están aumentando el control a los agentes para ver cómo actúa cada trabajador. Incluso hablan de medidas de presión para generar miedo y que se acepte la propuesta del Ayuntamiento. Creen que están buscando una excusa para sancionar a algún agente y generar miedo entre los demás. Los sindicatos hablan de “un control que nunca había existido”.

La próxima reunión de la mesa de negociación será el martes, 31 de julio. Todo parece indicar que los agentes volverán a repetir la protesta, esta vez, realizando una petición formal.

Comentarios