Las Escuelas de Verano de Cáritas apuestan por la integración

niños inmigrantes Cáritas

Durante 4 semanas un total de 50 niños y niñas, han disfrutado de la III Escuela de Verano de Cáritas Diocesana de Huesca. Este proyecto en el que se trabaja con la población inmigrante, cuenta con la participación de menores de hasta 13 nacionalidades diferentes En ella, se trabajan aspectos educativos, de integración y socialización, de idioma y de convivencia, todo ello con actividades lúdicas como juegos, excursiones, convivencias, cine infantil, talleres y un rato dedicado al repaso escolar diariamente. Entre las actividades destacadas que se han realizado, encontramos la visita cultural a la ciudad de Huesca, en la que visitaron San Pedro el Viejo, la Catedral y el ayuntamiento, la piscina de la Ciudad Deportiva, excursión a Alquézar, el taller de danza, visita al Parque de Bomberos, Convivencia de dos días en la localidad de Anzánigo, los campeonatos deportivos o una gymkana con varias pruebas. En esta actividad han participado niños de: Senegal, Gambia, Burkina Faso, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Marruecos, Portugal, Mauritania, Rumanía, Brasil, Argentina o Guinea Conakry. Estas actividades se han venido realizando tanto en el Centro de Formación de Cáritas como en los locales parroquiales del Perpetuo Socorro y todo esto se ha podido realizar un año más gracias a la labor de los más de 15 voluntarios jóvenes que han participado y trabajado en la misma y de la colaboración económica de instituciones como Intervida, el obispado de la Diócesis de Huesca y Cáritas Huesca. 

Comentarios