Graus reparte sus 9.000 raciones de longaniza

Longaniza de Graus

Un año más, Graus se convertía en un hervidero con la presencia de miles de personas que se desplazaban hasta la capital ribagorzana para disfrutar del Día de la longaniza que, en este 2012, cumplía 21 años. La jornada no defraudó. Se repartieron 9.000 raciones de longaniza de las tres empresas implicadas que eran cocinadas en una parrilla de 25 metros cuadrados sobre unas brasas de carbón vegetal, también de la zona. De nuevo, desde el Ayuntamiento de Graus y la Asociación de fabricantes de longaniza, organizadores del evento, hacían un balance muy positivo de la jornada. El próximo objetivo, hacer del Día de la Longaniza, Bien de Interés Turístico Regional. El momento más sorprendente fue sin lugar a dudas el volteo de la parrilla pero el más especial, el discurso del empresario benasqués, Carlos Barrabés, tasatador de 2012, quien recordaba la importancia de un producto como la longaniza en la zona a la que calificaba de un valor seguro. Argumentaba que no es solo un alimento, sino un modelo industrial en la Ribagorza que, además, ha conseguido crearse una marca ligada a una experiencia, algo indispensable para llegar a la gente. Por su parte, Mariano Ciutad, presidente de la Asociación de fabricantes de longaniza de Graus explicaba de nuevo que la longaniza y la industria cárnica son “la raíz y el futuro de nuestra comarca”. En esta edición, además, se apostó por crear cantera con la elaboración d un taller enfocado a los más pequeños quienes pudieron embutir su propia longaniza. También fueron muchas las personas que disfrutaron del mercado de época situado en la casco antiguo de la localidad, quesos, bisutería, ropa o juguetes hechos de forma artesana se pudieron adquirir durante todo el día. La jornada finalizaba en torno a las 22.30 con el fin del reparto de toda la longaniza que llegó a los 1.203 metros.  

Audio sin título
Comentarios