Firma del convenio para la restauración de la Iglesia de Costeán

Este lunes en Barbastro, el consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, firma el convenio de colaboración con el Obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, y el alcalde de Hoz y Costeán, Juan José Millaruelo, para la segunda fase de la restauración de la Iglesia Parroquial de Costeán.

El Consejo de Gobierno aprobó la firma de este convenio de colaboración para la restauración y conservación de la Iglesia Parroquial de Costeán, en su segunda fase. El Ejecutivo autónomo cederá al Obispado de Barbastro-Monzón el proyecto de restauración redactado por el arquitecto, Joaquín Naval, y financiado por el Gobierno de Aragón por un importe de más de 19.000 euros. Según este convenio, el Obispado será el encargado de la ejecución y financiación de las obras y el Ayuntamiento de Hoz y Costeán prestará la colaboración necesaria.

En 2003 se llevaron a cabo obras de restauración de la cubierta, de la torre y de las fachadas pero quedaba pendiente la reparación de las humedades y grietas en las bóvedas y muros por lo que se hace necesaria una intervención a fondo en el interior del templo para evitar su degradación ya que se trata de un edificio en uso y con valor histórico-artístico.

El proyecto recoge trabajos previos de apeos y desmontados, catas y sondeos, retejado de cubiertas, consolidación de bóvedas y sellado de sus grietas, reparación de las distintas fábricas de sillería y ladrillo, recogida de aguas pluviales, ejecución de cámara de aireación enterrada a pie de muro, reparación de muros por el interior en el ábside doblado de pared por el interior y cámara de ventilación a modo de zócalo, restauración de molduras de yeso, reparación de pavimento previa solera ventilada y pinturas, instalaciones y carpinterías.

Este templo fue construido en el siglo XVI y ampliado en el tramo de los pies en el siglo XVIII. Consta de una nave de cuatro tramos y cabecera poligonal, con seis capillas adosadas a los lados de la nave principal, además cabecera y cuatro capillas con bóvedas estrelladas de terceletes y combados y con bóvedas de lunetos en el tramo de los pies y las capillas próximas.

Con esta cooperación entre las tres administraciones, el Gobierno de Aragón contribuye al correcto mantenimiento del patrimonio aragonés.

Comentarios