Una decena de muertos en la montaña en lo que llevamos de año

El fin de semana ha sido trágico en el Pirineo oscense con el fallecimiento de dos personas realizando actividad al aire libre. Los dos por caídas desde diferentes puntos, uno desde 20 metros en Torla, y el segundo por una caída de 30 metros en la zona de la Llardana en el Posets-Maladeta.  Estas dos muertes suman un total de 10 personas, las que han resultado fallecidas en actividad montañera en lo que llevamos de año.  En lo que a rescates se refiere, han sido menos que en años anteriores los que se han realizado. Aunque parezca mentira, es en la actividad senderista donde se producen el mayor número de los mismos.  LA GUARDIA CIVIL SIGUE PIDIENDO PRECAUCIÓN  Como siempre, la Guardia Civil pide a aquellos que van a la montaña a realizar diferentes actividades, que se informen en fuentes fiables de las condiciones climatológicas y del terreno, que se lleve el equipo adecuado y, sobre todo que bajo ningún concepto se realice ninguna actividad sin un acompañante. Pese a que todo parezca favorable, y se confíe en que no va a ocurrir nada, siempre puede surgir algún imprevisto.

Comentarios