Las medidas del Gobierno “condenan” al pequeño comercio

Las últimas medidas del gobierno van a acabar con el comercio tradicional. Eso es lo que piensan muchos comerciantes de Huesca que creen que el pequeño comercio va a ser el gran perjudicado con decisiones como la subida del IVA, la liberalización de horarios o la desregularización de las rebajas. Estas medidas, sumadas a la reducción del consumo, llevarán a una escalada del   cierre de establecimientos   y a la desaparición del tejido comercial de proximidad, aseguran.  La posibilidad de ampliar los horarios comerciales crea una difícil competencia a los pequeños establecimientos, donde trabajan pocas personas y se hace complicado el incremento de la jornada laboral.  Los comerciantes de Huesca explican que sus pequeños negocios no pueden competir con las ventajas que ofrece una gran superficie, sobre todo, en horarios y que esta medida todavía amplía más esa diferencia.   Además, la subida del IVA (del 18% al 21% en textil), tampoco ayuda al comercio local. La tónica general es la de intentar no subir los precios y que la carga impositiva la asuma el empresario. Sin embrago, creen que esta medida también repercutirá en el consumo, muy debilitado ya desde hace dos años.  Por si fuera poco, aseguran, la supresión de la paga extra de los funcionarios también repercutirá en el consumo, además se notará en el periodo en el que se concentra el mayor volumen de ventas, la Navidad.

Comentarios